River se prepara para un partido casi trascendental en la lucha por el campeonato. Atlético Tucumán goleó a Barracas y desfila en la punta de la Liga Profesional: le sacó siete puntos al Millonario y tres a Gimnasia de La Plata, hoy el único perseguidor inmediato que tiene el conjunto tucumano, que el domingo visitará a Boca. Por su parte, River jugará ante Tigre el sábado por la noche en Victoria con el único objetivo de seguir sumando de a tres para intentar achicar la brecha.

 

 

Después de semanas con constantes malas noticias para Marcelo Gallardo (siempre algún jugador se mancaba antes de algún partido), hoy el DT recibió una catarata de novedades positivas en el entrenamiento en el River Camp. Miguel Borja, Matías Suárez, Milton Casco y Franco Petroli, quienes venían siendo aquejados por una gripe, se entrenaron a la par de sus compañeros y podrán estar a disposición para el cruce con el Matador.

 

Por otro lado, sumándose a la ola de buenas noticias, David Martínez y Paulo Díaz recibieron el alta médica de sus respectivas lesiones. El paraguayo se había perdido los últimos partidos por un desgarro en el cuádriceps izquierdo mientras que el chileno también traía una dolencia en la misma zona que le impidió estar en los últimos tres compromisos. A raíz de eso, el Muñeco tuvo que armar una dupla central con Mammana y Pinola que terminó asentándose y se perfila para seguir jugando.

De esta manera, el Míster puede contar con todos sus soldados salvo Robert Rojas (hoy lo operan para sacarle los tornillos) y Felipe Peña Biafore (sigue recuperándose de un fuerte golpe en la rodilla que sufrió en Reserva y no lo quieren apurar).