Leandro González Pirez fue la gran sorpresa del mercado de pases de River hasta el momento y desde el lunes trabaja a la par del plantel en la pretemporada. El defensor tenía un buen rendimiento en Estados Unidos, pero nada hacía presagiar que volvería al Millonario nueve años después de su último partido en 2013. El marcador central habló de sus primeras impresiones al regresar y comparó la situación actual del club con la que dejó

 

En diálogo con River Monumental Tira, programa que se emite de lunes a viernes a las 23 horas por todas las redes de La Página Millonaria, el zaguero de 29 años remarcó que se sorprendió con la infraestructura y el nivel de profesionalismo que alcanzó el Más Grande en los últimos años. 

"Encontré un mundo diferente. Desde las instalaciones, en Ezeiza no había nada de lo que hay ahora. Las instalaciones son de primer nivel, la conducta también. Los jugadores tienen una mentalidad de trabajo y de superación continua que me sorprendió muchísimo. Eso te lleva a superarte y a pasar límites que no venías pasando", expresó González Pirez encantado con el nuevo River. 

"La situación no era la mejor cuando me tocó jugar a mí. Hoy en día hay una idea y hay un club totalmente distinto al de ese momento. En ese momento traté de hacer lo mejor, pero hoy en día todas las cosas están para el disfrute de la camiseta", agrego sobre las diferencias de aquella etapa entre 2011 y 2014 donde estuvo en la institución. 

Desde su salida, el defensor jugó en Arsenal, Genk, Tigre, Estudiantes, Atlanta United e Inter Miami, aunque siempre soñó con volver al Millonario. "Me costó mucho superar el haberme ido. Cuando uno está en River no lo quiere dejar nunca. Cuando uno es chico tal vez le cuesta entender las decisiones, pero con el tiempo es al contrario: esos golpes hacen dar cuenta que tenés que mejorar", aseveró al recordar cuando el propio Marcelo Gallardo no lo tuvo en cuenta y el jugador tuvo que emigrar. 

No todos fueron cambios en la llegada de González Pirez. Cuando llegó al vestuario se encontró con un viejo conocido y ex compañero en el club: Jonatan Maidana. "Joni es un fenómeno, tengo una relación de muchos años, lo quiero mucho. me pongo muy contento volver y que vuelve a estar", indicó sobre el caudillo.  

Finalmente explicó que, si bien la vida que llevaba en Miami "era divina", no dudó al responder cuando lo llamó el Muñeco. "Tener esta chance de volver con Marcelo como entrenador y que se fijen para que pueda sumar a este equipo, no me dio lugar a dudas de volver", concluyó el ex Estudiantes.