Todos los años, los jugadores de determinada categoría llegan al límite de edad permitido por la Asociación del Fútbol Argentino (21 años) para permanecer en un club sin contrato. Cumplidos los 21, los jugadores deben firmar su primer vínculo profesional o caso contrario deben abandonar la institución, según lo estipula la reglamentación de la AFA. En River hay cinco futbolistas que se encuentran en esta situación, todos ellos del plantel de Reserva y nacidos en el año 2001, y tienen tiempo hasta el 30 de noviembre de este año para firmar (o no) su primer contrato y definir sus respectivos futuros en Nuñez.

El primero de ellos es Nahuel Casasola, mediocampista titular del equipo dirigido por Jonathan La Rosa que llegó a hasta las semifinales en el último torneo. El número 5, de gran despliegue y precisión con la pelota, es pieza fundamental en la Reserva y es probable que River decida hacerle contrato, aunque por ahora no hubo novedades al respecto. El jujeño lleva 48 partidos jugados y marcó un gol, ante Huracán en 2021.

En segundo lugar aparece Valentín Gargiulo, otro mediocampista (por derecha), quien se sumó al plantel de Reserva a mediados de 2021 e hizo su debut en agosto en una derrota contra Gimnasia. Disputó un total de 19 partidos en la categoría, la mayoría de ellos con Juanjo Borrelli como DT. Fue expulsado en uno de los últimos partidos el Más Grande (empate 2-2 contra Platense).

Luego está León Gómez Ferreño, mediapunta por el que River pagó 2.000.000 de pesos para sumarlo a la Quinta División en 2019 (llegó desde All Boys). Recién hizo su debut en Reserva el 12 de agosto de 2019, en un triunfo contra Estudiantes de La Plata. Luego de eso fue al banco en unos pocos partidos, sumó un puñado de minutos en tres encuentros más y alternó entre Cuarta y Reserva. Este año no vio acción oficial en Reserva, solo jugó un amistoso con Almagro.

Luciano Paz (mediapunta o enganche) es otro que debe firmar o quedará libre y todo hace indicar que seguirá el segundo camino, dado que apenas tuvo rodaje. Oriundo de Ledesma, la tierra del Burrito Ortega en Jujuy, solo jugó dos partidos en Reserva este año y ambos ingresando desde el banco de suplentes, contra Defensa y Justicia y Argentinos Juniors. En el resto no estuvo ni siquiera como relevo y bajó a jugar a Cuarta. Paz realizó todas las inferiores en el Más Grande, desde Novena hasta Reserva. 

Por último aparece Manuel Guillén, lateral derecho titular de los dirigidos por La Rosa que se afianzó tras la llegada del mencionado DT a principios de año. Llegó con 8 años de edad a Nuñez desde el baby fútbol de Platense y nunca más se fue. Le marcó un gol a Gimnasia este año y vio minutos en uno de los amistosos que Gallardo organizó para el plantel profesional en la pretemporada (frente a Tristán Suárez en Ezeiza, ingresó por Casco). En el Millo lo tienen muy bien considerado y es de los jugadores con más proyección y que seguramente asomará en Primera en el corto plazo.