La fiesta es siempre de River. No importa si el superclásico se juega en el Monumental, en Mendoza, en Madrid o donde sea. Este domingo no habrá público visitante en la Bombonera, pero los hinchas de River se harán oír de todas maneras. El plantel millonario estará acompañado nuevamente por una multitud en la previa del partido contra Boca y vivirá en las horas previas de una fiesta única, que solo los fanáticos del Más Grande son capaces de realizar.

Como viene sucediendo en el último tiempo, los hinchas de River se autoconvocaron para este domingo superclásico en los alrededores del Monumental. Más específicamente en el Puente Labruna, ubicado frente al acceso que da a la Avenida Udaondo. Allí, una multitud se reunirá para despedir a la delegación que partirá rumbo a la Bombonera. Con el colorido habitual, con las banderas que flamean cada domingo que se juega en Núñez, se espera una despedida histórica, con mucho humo, bengala y aliento ensordecedor de la gente.

La convocatoria para el público general -no es requisito ser socio de River- fue a partir de las 10 de la mañana. Se estima que los micros que se trasladrán rumbo a la Bombonera asomarán por el portón del club unos minutos antes de las 12 del mediodía. Hubo un opertativo de seguridad especial y también miles de fanáticos que llegaron desde muy temprano para ubicarse sobre la Avenida Udaondo, que desde las primeras horas de la mañana de este domingo ya estuvo cortado para la circulación del tránsito. Hay una marea de camisetas blancas y rojas. Como sucede cada vez que el Millonario juega en casa y ante su gente.

Los mejores videos del banderazo