Con el paso de los años, River Plate y Real Madrid fueron construyendo una relación importante. Uno es el equipo más importante de América y el otro es el conjunto más grande de Europa. Y esa conexión se fue potenciando gracias a diversos episodios pero también al hecho de haber compartido nombres propios muy recordados.

Naturalmente, el momento cumbre de esta relación se produjo el 9 de diciembre de 2018, cuando River y Boca se enfrentaron en el estadio Santiago Bernabeu por la gran final de la Copa Libertadores de América. El Millonario se impuso por 3-1 y se alzó con el título más festejado de todos los tiempos. Un suceso que, incluso, fue celebrado por los propios hinchas de la Casablanca.

En medio de ese panorama, llevamos adelante un repaso por aquellos 12 jugadores que, a lo largo de la historia, supieron vestir tanto la camiseta del equipo del barrio porteño de Núñez como también la de la institución Merengue. Futbolistas que, sin lugar a dudas, contaron con un enorme privilegio durante sus carreras.

Alfredo Di Stéfano

El primer nombre que aparece en escena es, sin ningún tipo de dudas, el de Alfredo Di Stéfano, considerado por muchos como el jugador más importante en toda la historia de Real Madrid. De hecho, el argentino naturalizado español fue clave en la conquista de nada más ni ni nada menos que cinco ediciones de la actual UEFA Champions League.

La Saeta Rubia se formó en las divisiones inferiores de River, donde tuvo su debut en 1945 y permaneció hasta 1949, con un paso breve en el medio por Huracán. En el Millonario marcó 55 goles en 75 partidos jugados, mientras que en la Casablanca se despachó con 308 tantos en 396 encuentros. Allí estuvo entre 1953 y 1964.

Rogelio Domínguez

Rogelio Domínguez es un recordado arquero surgido de Racing Club que militó en Real Madrid entre 1957 y 1961 tres ediciones de la Copa de Europa y una de la Copa Intercontinental, por lo que también dejó una huella realmente importante en la entidad de la capital española. En su caso, el paso por River se produjo después de militar en Europa.

Entre 1962 y 1963, Domínguez defendió la portería del equipo Millonario, donde no se mantuvo demasiado tiempo. Más tarde llegó el turno de defender los colores de Vélez Sarsfield, Cerro y Nacional de Uruguay y Flamengo. Representó a la Selección Argentina en la Copa del Mundo de Chile, en 1962. Una carrera intachable.

Eduardo Anzarda

El Chavo Anzarda fue un delantero que se formó en la cantera de River, donde debutó profesionalmente allá por 1968. En el Millonario no tuvo demasiadas oportunidades: primero tuvo un breve paso por Unión de Santa Fe y después se marchó definitivamente en 1971, recalando precisamente en un peso pesado como Real Madrid.

En el equipo Merengue, Anzarda se mantuvo hasta 1973, dejando una imagen interesante. Posteriormente llegó el turno de militar en Real Betis antes de pegar la vuelta hacia el ámbito doméstico donde lo esperaron otras dos aventuras: primero jugó en Platense y finalmente cerró su carrera como profesional en All Boys.

Oscar Más

¿Qué decir de Pinino Más? Un nombre que brilló de forma contundente en River, donde se formó y donde debutó en 1964. Posteriormente terminó acumulando nada más ni nada menos que 217 anotaciones al cabo de 422 compromisos de carácter oficial. Un brillante atacante plagado de talento que se ganó el corazón de todos los hinchas.

Entre 1973 y 1974, Más, mundialista con la Selección Argentina en Inglaterra 1966, jugó en Real Madrid, aportando 11 goles en 29 encuentros y estando a la altura del as circunstancias. Luego volvió a River, donde permaneció hasta 1976 para después defender los colores de América de Cali, Quilmes, Defensores de Belgrano, Mariano Moreno de Junín, Sarmiento de Junín, El Porvenir y Huracán Las Heras.

Enrique Wolff

Entre 1972 y 1974, Quique Wolff, previamente surgido de Racing Club, militó en River Plate. Expuso un buen nivel aunque no formó parte de la época más gloriosa del Millonario, por lo que no dejó un recuerdo imborrable. Luego, tras un paso por Las Palmas y luego de jugar el Mundial de Alemania 1974 con la Albiceleste, desembarcó en Real Madrid.

En el Merengue estuvo dos años y ganó dos títulos de liga, marchándose finalmente en 1979 para diagramar su regreso al fútbol argentino. Nuevamente en el país, el 32 veces internacional con la Albiceleste defendió las camisetas de Argentinos Juniors y Tigre. Se retiró de la actividad profesional allá por 1981, jugando para el Matador.

Oscar Ruggeri

Oscar Ruggeri defendió, con sumo éxito, la camiseta de River. Fue entre 1985 y 1988, período en el que lo ganó absolutamente todo con el Millonario, incluidas la Copa Libertadores de América y la Copa Intercontinental. Paralelamente, mientras quera jugador de La Banda, el Cabezón fue parte del título de la Selección Argentina en México 1986.

Luego, tras un breve paso por Logroñés, Ruggeri representó a Real Madrid durante la temporada 1989/1990, marcando dos goles en 35 partidos oficiales. Más tarde, el defensor central se desempeñó en Vélez Sarsfield, Ancona, América de México, San Lorenzo de Almagro y Lanús, donde concretó su retiro definitivo en 1998.

Juan Esnaider

Juan Eduardo Esnaider tuvo una carrera extraña, ya que impactó siendo muy joven, algo que le valió un traspaso a Real Madrid. En la Casablanca, el delantero no tuvo grandes oportunidades y solamente pudo despacharse con cuatro anotaciones en 43 partidos oficiales con el primer equipo. Una aventura un tanto fallida.

Luego, Juanchi sí brilló en Real Zaragoza, Atlético de Madrid y Espanyol. Más tarde, tras pobres pasos por Juventus y Porto, recaló en River en 2002, aunque apenas pudo marcar un gol en 14 partidos. Esto le cerró las puertas en el Millonario: cerró su carrera con estadías en Ajaccio, Real Murcia y Newell’s Old Boys de Rosario.

Rolando Zárate

Rolando Zárate surgió de Vélez Sarsfield y de muy chico se mudó a España. Tras un breve paso por Terrassa recaló en Real Madrid, donde brilló en el equipo filial antes de marcar tres goles en nueve partidos con la primera plantilla del Merengue. No desentonó pero no tuvo más oportunidades y debió buscar nuevos rumbos.

Real Murcia, Ciudad de Murcia, Livingston, Al-Ittihad, Tigres, Monterrey, Barcelona de Guayaquil, Huracán, Defensa y Justicia y nuevos pasos por Vélez siguieron en su camino. Pero también tuvo un paso por River, más precisamente durante el año 2007. Llegó generando mucha expectativa pero apenas se despachó con un gol en siete presentaciones.

Santiago Solari

El fenomenal Santiago Solari debutó en River en 1996, en medio de un contexto muy favorable, y no demoró en llamar la atención de propios y extraños. Con el Millonario ganó tres títulos domésticos y dos títulos internacionales, mientras que también aportó 17 anotaciones en 101 partidos oficiales. Luego inició su aventura en el continente europeo.

Tras un breve paso por Atlético de Madrid, el volante recaló en Real Madrid, donde dejó marcada su huella. Fueron cinco temporadas en la Casablanca, con 22 goles en 208 partidos, cuatro títulos locales y tres títulos internacionales. Posteriormente defendió las camisetas de Inter de Milán, San Lorenzo de Almagro, Atlante y Peñarol.

Esteban Cambiasso

Otro jugador brillante que vistió ambas camisetas fue Esteban Cambiasso, alguien que recaló en Real Madrid siendo muy joven. Sin embargo, no tuvo chances de inmediato y por eso fue cedido primero a Independiente y después a River, donde estuvo solamente una temporada pero donde brilló de forma clara: goles a Boca en dos partidos y un total de 13 tantos en 43 juegos siendo volante.

Entre 2002 y 2004, el Cuchu jugó para el primer equipo de Real Madrid, aunque no logró mantener esos mismos rendimientos. Por ello es que terminó recalando en Inter de Milán, donde encontró su lugar en el mundo durante nada más ni nada menos que una década. Por último, el mundialista en Alemania 2006 jugó en Leicester City y Olympiakos.

Javier Saviola

Con apenas 16 años de edad, Javier Saviola debutó en la Primera de River y lo hizo con gol. Un año más tarde fue el goleador del campeonato que ganó el Millonario, demostrando que estábamos en presencia de un fuera de serie. Finalmente, se marchó en 2001 rumbo a Barcelona, diagramando una venta sencillamente histórica.

Luego, el Conejito pasó por Mónaco y Sevilla antes de llegar a Real Madrid. Allí, el delantero contó con pocas chances y solo pudo marcar cinco tantos en 31 partidos oficiales. Después de ello representó a Benfica, Málaga, Olympiakos y Hellas Verona antes de volver al Millonario, donde no pudo volver a aportar su tradicional cuota goleadora.

Gonzalo Higuaín

15 goles en 41 partidos diseñó el Pipita Higuaín dando sus primeros pasos como futbolista profesional, precisamente defendiendo la camiseta de River. En el Millonario impactó rápidamente, incluso despachándose con una actuación para el recuerdo en un Superclásico en el Estadio Monumental. Esto le valió una imponente transferencia a Real Madrid.

Higuaín recaló en el Merengue a fines de 2006 y se mantuvo hasta 2013, despachándose con la muy interesante suma de 121 anotaciones en 264 compromisos oficiales, conquistando seis títulos. Luego llegaron pasos también muy positivos en pesos pesados como Napoli, Juventus Milan y Chelsea antes de finalizar su carrera en Inter Miami.