Lejos de las grandes luces de la ciudad, en una pequeña ciudad llamada Calchín, ubicada a 110 kilómetros de la capital cordobesa, Julián Álvarez nació el 31 de enero de 2000. Lo hizo mientras en River Plate, el equipo donde años más tarde brillaría, jugaban nombres propios tales como los de Pablo Aimar, Javier Saviola y Juan Pablo Ángel, entre otros.

De muy pequeño evidenció un gran talento con el esférico, algo que llamó la atención en el Club Atlético Calchín de su pueblo natal, donde marcó diferencias durante toda su estadía, siendo goleador y campeón de los torneos de la Liga Independiente de Fútbol. Un claro presagio de que el fútbol tenía reservado un lugar de privilegio para Julián.

Con solamente 11 años de edad, Álvarez, que todavía no era la “Araña”, se probó en Real Madrid, donde se destacó de manera contundente con una enorme cantidad de goles y asistencias en los torneos infantiles. Sin embargo, su permanencia en la poderosa entidad Merengue no pudo concretarse como consecuencia de la política de fichajes de menores de 13 años.

También se probó e incluso vivió en la pensión de Argentinos Juniors, aunque, finalmente, con 15 años de edad, recaló en River, el equipo de sus amores y el cual terminaría siendo su casa. Sucedió terminando el 2015, en medio de la era dorada de Marcelo Gallardo como director técnico, momento en el que el Más Grande era el campeón vigente de la Copa Libertadores y disputaba el Mundial de Clubes.

Como no podía ser de otra manera teniendo en cuenta su espectacular talento, la escalada de Julián Álvarez en las divisiones inferiores de River fue estruendosa. Tal es así que poco tiempo después de su llegada ya había llamado la atención tanto del cuerpo técnico liderado por el Muñeco como de los fanáticos del Millonario que se ilusionaban con ese jovencito que no paraba de desequilibrar.

Finalmente, después de ser goleador y campeón de la Generation Adidas Cup en 2017, Álvarez se metió de lleno en la consideración del plantel profesional. A tal punto de que, el 27 de octubre de 2018, llevó a cabo su debut oficial como futbolista durante una victoria por la mínima diferencia contra Aldosivi de Mar del Plata con el Estadio Monumental de Núñez como testigo.

Poco después, más precisamente el 2 de diciembre de ese mismo año, Álvarez volvió a ver acción siendo titular en el marco del triunfo por 3-1 sobre Gimnasia y Esgrima La Plata, donde se despachó con una asistencia para Rafael Santos Borré en la primera conquista del Millonario. Pero claro, lo mejor todavía estaba por venir para el prometedor delantero.

El 9 de diciembre de 2018, River y Boca se enfrentaron por la gran final de la Copa Libertadores. Lo hicieron con el mítico estadio Santiago Bernabeu de Real Madrid como escenario. Y, ya en el tiempo suplementario, Álvarez ingresó al campo de juego en reemplazo de Exequiel Palacios. 12 minutos después de su entrada participó de la recordada jugada que derivó en el golazo de Juan Fernando Quintero. Un momento que nunca más se olvidará.

En marzo de 2019, en la paliza 3-0 sobre Independiente en el Monumental, llegaría la primera conquista de la Araña, que ya demostraba que era cosa seria. A partir de allí, Álvarez fue alternando titularidades y suplencias pero siempre se mantuvo en la órbita del primer equipo. Y fue recién después de la aparición de la pandemia cuando pisó fuerte de forma brutal.

En la temporada 2020/2021, Álvarez se despachó con nada más ni nada menos que 26 anotaciones y 16 asistencias al cabo de 56 encuentros de carácter oficial con River. Una verdadera bestialidad que se replicó en la campaña siguiente, en la que la Araña acumuló la impresionante suma de 18 goles y siete asistencias en apenas 26 encuentros oficiales. Sí, un promedio todavía mayor que impactó al mundo entero.

En ese sentido, Álvarez terminó despertando el interés de varios pesos pesados del viejo continente. Y, finalmente, fue el poderoso Manchester City el que terminó desembolsando una verdadera fortuna por el jugador que se marchó de River habiendo conquistado cuatro títulos locales y dos títulos internacionales. Una verdadera locura para un joven que recién se encontraba dando sus primeros pasos.

En el equipo de Josep Guardiola, los primeros pasos fueron auspiciosos pero Julián debió ganarse un lugar corriendo desde atrás ante la presencia del imponente Erling Haaland. Sin embargo, Julián respondió de enorme manera con 17 tantos y cinco asistencias en 49 partidos, muchos de ellos ingresando desde el banco de los suplentes en la etapa complementaria.

De todos modos, el punto más alto de esa campaña llegó a fines de 2022, cuando la Araña fue de menor a mayor en la Copa del Mundo de Qatar 2022 para terminar convirtiéndose en una figura clave del equipo de Lionel Scaloni que se hizo con el título y que le puso punto final a una sequía de más de 36 años en el certamen más importante de todos.

En dicho Mundial, Julián Álvarez diagramó cuatro goles en siete partidos, con un promedio más que interesante para un torneo de este calibre. Inclusive, fue la figura principal de la victoria por 3-0 contra Croacia en las semifinales, con un espectacular doblete. Sí, con solamente 22 años de edad, el delantero surgido del Millonario tocó el cielo con las manos y conquistó el mundo.

Ya en la actual temporada, Álvarez ganó terreno de forma clara en Manchester City, equipo con el que ya ganó dos títulos locales y dos títulos internacionales, entre los que se destaca la mismísima UEFA Champions League. Un privilegio realmente rotundo al ganar la Orejona y la Copa del Mundo en la misma campaña, algo con lo que sueña todo futbolista.

En el presente, con apenas 23 años de edad, Álvarez ya es una pieza determinante no solamente en Manchester City sino también en la Albiceleste. De hecho, con una cotización de 80 millones de euros según el sitio web especializado ‘Transfermarkt’, es, junto con Enzo Fernández, el segundo futbolista argentino más valioso del globo terráqueo. Una actualidad de ensueño para esa Arañita que ya logró mucho más de lo que soñó cuando pateaba la pelota en aquellos potreros de Calchón.

¿Es Julián Álvarez el mejor producto de las inferiores de River en los últimos 20 años?

¿Es Julián Álvarez el mejor producto de las inferiores de River en los últimos 20 años?

YA VOTARON 0 PERSONAS