River tiene a Talleres como principal escollo para quedarse con la Liga Profesional, pero en segundo lugar están las lesiones. Son numerosos los problemas que tuvo Marcelo Gallardo para contar con su plantel sano y cuando recupera jugadores, se caen otros. El entrenamiento de este jueves volvió a arrojar una mala noticia porque Fabrizio Angileri salió con molestias en la misma zona donde sufrió un desgarro.

 

Todo indica que el Turco se resintió de la lesión que lo marginó de los encuentros con San Lorenzo y Talleres. Finalizó la práctica de esta mañana con dolores en el isquiotibial izquierdo y el cuerpo médico cree que se trata de la cicatriz que le quedó del desgarro que lo tuvo a maltraer a mediados de octubre. 

El mendocino había estado 22 días fuera de las canchas y regresó el pasado domingo contra Estudiantes. Si bien estaba en condiciones de ser titular, el Muñeco decidió que vaya al banco y lo puso los últimos 14 minutos. En su puesta jugó Milton Casco y por el lado derecho, Robert Rojas. El paraguayo también salió con una molestia en La Plata, pero se encuentra mejor y está trabajando liviano para llegar al domingo.