Las cosas habían empezado bien en territorio visitante. Es que River, en el predio que el eterno rival posee en Ezeiza, vencía a Boca 2 a 0 y dominaba las acciones con cierta tranquilidad. Sin embargo, en el segundo tiempo no se pudo mantener lo hecho en los 45 minutos iniciales.

 

¿Qué ocurrió? El Xeneize alcanzó la igualdad final en el marcador, con tantos de Fascendini y Salerno. Para el Millonario, habían abierto la cuenta Tiago Geralnik y Oswaldo Valencia.

Con este empate, la Séptima suma 16 puntos en siete partidos. Había ganado los primeros cinco encuentros, mientras que (sumando el Superclásico de este sábado) ahora acarrea dos pardas en fila.