Como parte del ciclo Conocé a tu ídolo, Codere organizó en el Monumental una charla íntima entre los hinchas de River con dos ídolos del club como Jonatan Maidana y Leonardo Ponzio bajo el lema ‘Una experiencia para la Historia’.

Dos de los futbolistas más ganadores de la historia del Millonario fueron convocados por Codere, casa de Apuestas Oficial y Main Sponsor del Club, para un entretenido ida y vuelta con los hinchas, moderado por el actor Pedro Alfonso; el exvolante central y actual secretario técnico de la institución de Núñez y el defensor que pasa sus últimos días como jugador riverplatense repasaron con la gente parte de su historia personal.

El futuro de Maidana después de River

“Seguramente vamos a estar por acá dando vueltas, a ver si me ponen en el Senior un rato, ja. Pero no, ojalá pueda seguir ligado al Club, a esta institución que tan feliz me hizo, que me hizo crecer como persona sobre todas las cosas, que es lo que más valoro, más allá de los títulos y de lo que uno ha ganado acá”, señaló Maidana, quien reconoció que su ciclo en River está muy cerca de finalizar, pero también proyectó un futuro dentro de la institución en otra faceta.

En ese sentido, continuó: “Hay muchísima gente que está atrás que hace que uno se dedique solo a entrenar y a jugar. Pero sé también que está llegando mi final acá en el equipo, en el club. Después decidiré si sigo jugando un tiempito más o no, pero el día de mañana cuando me retire ojalá esté por acá. Haré los méritos necesarios, trataré de prepararme lo mejor posible para tener alguna experiencia en juveniles o en algún lugar del club donde pueda ser útil, y si puedo estar bien y cómodo bienvenido sea, es una cuenta pendiente a futuro”.

La final eterna de Madrid

Recapitulando sus dos etapas en Núñez, ambos hicieron referencia a la final contra Boca de la Libertadores 2018 de la que se cumplieron cinco años el último 9 de diciembre. “Lo vivimos un poco como un viaje de estudios, se dio todo, había una sintonía muy buena y ganarlo fue una felicidad increíble. Los hijos de algunos jugaban a la pelota atrás del avión, ¡lo volvés a planear y no sale así!”, sostuvo Ponzio, a lo que Maidana agregó que ganar ese partido en el Bernabéu “fue también una mochila que uno se sacó de encima“.

“Se va a hablar siempre de ese partido, fue un privilegio haber estado en la cancha. Hoy puedo salir a la calle y caminar tranquilo: si hubiera sido al revés habría sido muy duro porque estos partidos son los que después siempre te van a remarcar, por suerte quedó para nuestro lado”, completó el zaguero.

A Jony también le preguntaron por la patada a Tevez en el partido de ida en La Bombonera, que terminó con la atajada de Armani a Benedetto: “Fui a cortar la jugada, por ahí estuve un poquito lento, pero menos mal que Tevez siguió y terminó así. Porque si no me perdía la vuelta ja. Si uno lo piensa en frío podía ser roja si le pegaba, pero en el momento quise cortar, menos mal que no se tiró…”.

Porto Alegre, inolvidable

Entre las anécdotas de esa Copa, no podía faltar el entretiempo en el Arena do Gremio en Porto Alegre por semifinales, con la irrupción de Marcelo Gallardo. “En ese partido lo que pasaba te llevaba a querer estar; él estaba expulsado y nosotros en el primer tiempo habíamos empezado bien, yo me lesioné y tuve que salir, y en realidad no me acuerdo muy bien qué dijo, pero Marcelo tenía una manera de ser que nos explicaba siempre muy bien lo que sucedía, lo que iba pasando y pasó por ahí el tema”, empezó a recordar Ponzio.

Y siguió Maidana: “Conociéndolo a Marcelo, era sabido que iba a bajar en el entretiempo y nos iba a poner los puntos ja. Él tiraba el equipo para adelante, transmitía seguridad de que las cosas iban a salir bien, que pensáramos solamente en eso. Recuerdo eso, que transmitió tranquilidad, que el partido lo íbamos a sacar adelante: confiaba mucho en el plantel y en su equipo, siempre lo demostró”.

La primera Libertadores en el Club

Cuando les preguntaron por el segundo título que más valoraron en sus pasos como jugadores del club, ambos coincidieron en la primera Copa Libertadores, ganada tres años antes. “Después de Madrid me quedo con la Copa de 2015, con ese partido con Tigres. Por el marco, por todo lo que había en juego, y porque fue un partido increíble. Abajo de Madrid, obvio, pero está en el podio de los títulos que tuve en el club”, sentenció Maidana.

Y se sumó Ponzio: “Yo también elijo ése. Cuando llegué en 2007 a River lo primero que se escuchaba siempre era que la Libertadores era una obsesión, por los pasillos del club, en la cancha, todos te decían que había que ganarla. Por ahí en el 2014 con la Sudamericana empezó todo, pero la Copa de 2015 para nosotros fue muy importante después de cierto tiempo de no ganarla. Y a la vez fuimos merecedores de hacerlo porque teníamos una manera de jugar y de ser que llevaba a que íbamos a dejar siempre todo y así fue”.

Estimado lector: Los links proporcionados en este artículo son publicitarios. La redacción de Futbol Sites mantiene su independencia y no hay ninguna influencia en la cobertura de las noticias.