Pocas horas antes de que el plantel viajara a Mendoza para disputar la final de la Copa Argentina, en el Museo River dijo presente uno de los mejores arqueros de la historia del club: Franco Armani. El santafesino recibió un merecido reconocimiento por parte de las autoridades de la institución.

El hombre de 33 años, quien ganó la Supercopa Argentina 2018, la Copa Libertadores 2018 y la Recopa Sudamericana 2019 fue condecorado con un cuadro y un guante suyo. De ahora en adelante, el mismo se podrá ver en el museo.

¿La curiosidad? La placa que le hicieron a Armani fue ubicada al lado de la pintura que le confeccionaron a Marcelo Barovero, otro de los grandes arqueros que defendieron el arco más difícil del mundo.