El delantero es un viejo anhelo de Marcelo Gallardo.
River Plate Mercado de Pases

La deuda que puede ayudar para que Romero llegue a River

Independiente adeuda la última cuota por Alexander Barboza. Los US$ 750.000 restantes de la transferencia podrían ser un arma de negociación para el Millonario en busca del delantero.

El delantero es un viejo anhelo de Marcelo Gallardo.

El delantero es un viejo anhelo de Marcelo Gallardo. (Foto: Getty)

Por
Martín Feijóo

El caos económico e institucional que está sucediendo en Independiente podría terminar jugando a favor de River. El Millonario mira de reojo nuevamente la incorporación de Silvio Romero y, además, el Rojo mantiene una deuda por una venta que sucedió algunos mercados atrás: Alexander Barboza.

Goleador de la Superliga pasada junto a Rafael Borré, con 12 tantos, Romero podría ser un buen refuerzo a bajo costo para River tras la partida de Ignacio Scocco. Como Independiente le debe US$ 750.000 más intereses al club de Núñez por Alexander Barboza, podría ser motivo de negociación para acordar una transferencia, teniendo en cuenta que por menos de US$ 2.000.000 saldría de Avellaneda.

En mayo, Independiente excedió el plazo previsto y eso provocó que desde la institución de Núñez la dirigencia decidiera presentar una carta documento para reclamar el dinero. Tras recibir tres de los cuatro pagos pactados por el pase del defensor, River aguarda por la última cuota pero en este caso podría utilizarla como un arma de negociación.

Romero necesita quedarse en Argentina por un asunto familiar. Entre la cotización accesible y esa situación personal, Gallardo tiene el camino allanado para incorporar al punta. Además, habrá que esperar qué sucede con el futuro de Rafael Santos Borré: la opción de recompra es muy accesible para el Atlético de Madrid y ante una jugosa oferta desde Europa por el colombiano, hay chances que la utilicen.

Temas

Comentarios


Lee También

MERCADO DE PASES

"River no está en oferta"

¿Qué equipo tiene que poner Gallardo en el torneo local?

Siempre a los titulares
Un 11 alternativo