Rodrigo Sbroglia y Marcelo Gallardo, juntos cuando trabajaban en River.

Últimas noticias

River Plate Interés general

Ex secretario de Gallardo: cuál era su rol y cómo es el DT de River puertas adentro

Rodrigo Sbroglia brindó detalles de cómo es Marcelo Gallardo en la intimidad, contó cómo fue que trabajó cuatro años seguidos junto a él. También reveló el motivo por el cual se fue a mediados de 2018.

Rodrigo Sbroglia y Marcelo Gallardo, juntos cuando trabajaban en River.

Rodrigo Sbroglia y Marcelo Gallardo, juntos cuando trabajaban en River.

Por
Santiago Marani

Una persona cercana en los inicios de Marcelo Gallardo como DT de River fue Rodrigo Sbroglia, quien se convirtió en alguien de absoluta confianza. ¿Su rol? Era, principalmente, ser el nexo entre los futbolistas y el cuerpo técnico. 

A lo largo de cuatro años, el ex futbolista de Armenio y actual manager de dicha institución acompañó al Muñeco en cada momento que le tocó afrontar hasta mediados de 2018, fecha en la que el DT dejó de prescindir de él.

Sbroglia acompañó a Gallardo en River durante cuatro años

¿Cómo conoció al entrenador? En una entrevista que le concedió a Radio La Red, Sbroglia expresó: "Fue en el año '94. Soy amigo de Leonardo Astrada y Javier Sodero. Una vez le dije a Astrada que quería conocer a Marcelo (Gallardo). Él estaba recién arrancando sus temporadas. Compartí algunos asados con él. Y diez años después, en 2004, me lo volví a encontrar cuando Astrada era el técnico de River. Después, cuando él fue técnico de Nacional, yo le ofrecí algunos jugadores. No se dio, pero quedó la buena onda", indicó.

Sbroglia y Gallardo, juntos con la Copa Libertadores 2015.

"Yo nunca fui amigo de Marcelo, por más de haber convivido con él. Tuvimos una relación profesional, nos entendíamos con una mirada. El año y medio que él estuvo sin dirigir, estuvo preparando la cabeza para dirigir a River", agregó.

Durante mucho tiempo, Rorro se reunía con el Muñe a charlar sobre fútbol antes de que el DT tomara el mando en el Millonario: "Nosotros nos juntábamos a desayunar casi todos los días en el Starbucks de Martínez. Él me hablaba y me decía: '¿Rodri, qué estás haciendo?'. O me pedía que lo acompañara a jugar al golf o a jugar al tenis. Íbamos y veníamos. Una vez le dije que él me estuvo examinando durante un año y medio. Y era así, ja".

A su vez, Sbroglia recordó el día en que le comunicaron que iba a formar parte del cuerpo técnico del Más Grande: "Un día a la mañana, Marcelo me dijo: 'Me voy con Mati (Biscay) a San Pedro a juntarme con la gente de Newell's'. Al otro día, me llama para almorzar. Cuando llegamos, estaba todo el cuerpo técnico. Compartíamos comida, fútbol, de todo... Y ahí nos dijo: 'Bueno, muchachos, mañana nos tenemos que presentar en River'. Y ahí vimos en la tele la renuncia de Ramón (Díaz). '¿Estás para acompañarnos?', me preguntó. Y le dije que sí. Yo no sabía si estaba para ser el utilero, para jugar o qué, ja. Me pidió que fuera el secretario privado, que fuera una persona que observara qué se puede mejorar, sabía que tenía buena relación con los jugadores. Se dio cuenta de la fidelidad que tenía".

Gallardo y Sbroglia, en el playón de River.

En tanto, el ex secretario de Gallardo comentó en detalle cuál era su labor en el cuerpo técnico: "Cada uno sabía lo que tenía que hacer. A mí me preguntaban qué veían de los jugadores, si veía cómo estaban los jugadores. Si a uno le dolía la cabeza o no. Tenía que hablar con alguno de los que estaban un poco caídos. Era el nexo entre los jugadores y el cuerpo técnico. Mi característica principal era tratar de apoyar a cada uno, tratando de levantar a cada uno. Yo me quedaba en kinesiología apoyando a Larrondo, Lollo, Mora, con los que estaban lesionados".

"Cuando me fui, no hubo un abrazo con Gallardo, fue un apretón de manos y él estaba con la lapicera, fue un momento incómodo"

En 2018, y tras dejar a Independiente en el camino en la Copa Libertadores, Gallardo le comunicó que no seguiría más en River. ¿Cómo se dio aquella charla? "Fue a mediados de 2018. Me hizo subir a su oficina. Me dijo que habíamos compartido muchas cosas, pero que había llegado el momento de tomar distancia. Me dijo: 'Hasta acá llegamos, gracias por habernos acompañado'. No hubo un abrazo, fue un apretón de manos y él estaba con la lapicera, fue un momento incómodo. Compartimos de todo: risa, comidas, de todo. Yo lo que nunca entendí fue por qué ese momento de esperar el sprint final de Gremio y Boca. No entendí por qué ahí. Si hubiera pasado algo, lo hubiera entendido. Fue en el medio de la competencia".

"Gallardo es un tipo con un gran corazón. Tal vez le cuesta expresarlo. Mi partida para él también fue difícil"

"Le agradecí y no pregunté nada. No pregunto cuando no me ponen, pero tampoco cuando me sacan. Había un cansancio y un desgaste. Yo me había dado cuenta de que mi función había llegado a su techo. Sentí que había logrado algo muy difícil. Ni bien pasó esto, sentí un alivio. El día que me fui, le di la mano y le agradecí. Le dije: 'Acá, en la puerta del portón, dejo el disco rígido de River'. Desde mi lado, que me tocó estar afuera, era fácil criticarlo. Y sin embargo, yo digo que Gallardo es un tipo con un gran corazón. Tal vez le cuesta expresarlo. Mi partida para él también fue difícil".

"Con Gallardo hubo un desgaste. Al predio de Ezeiza llegaba a las 7 de la mañana hasta las 7, 8 de la noche"

Acerca del motivo de su salida, Sbroglia remarcó que nunca hubo un problema con el Muñeco. De hecho, comentó: "No tengo nada malo para decir. Hubo un desgaste. Al predio de Ezeiza llegaba a las 7 de la mañana hasta las 7, 8 de la noche. Todos los días era. En un año, de los 365 días, estuvimos juntos casi 300 días. A ese nivel. Una vez sacamos esa cuenta, ja".

"Gallardo es un tipo que donde apunta, no falla. Tiene poco margen de error"

Incluso, Rodrigo se tomó unos minutos para elogiar al entrenador: "Es un tipo que donde apunta, no falla. Tiene poco margen de error. Es un buen tipo. Hay gente que cercana a uno que quedó dolida por mi salida. Y hay gente que me pregunta cómo lo defiendo. Y realmente lo defiendo. Yo creo que no es fácil ser Marcelo Gallardo. La toma de decisiones es difícil. Él decide a qué hotel ir, los jugadores que hay que traer, los jugadores que hay que echar. El técnico de un equipo de Primera es el gerente del club. Si no anda el tractor, es culpa del entrenador".

Nahuel Gallardo junto a Rodrigo Sbroglia.

¿NAHUEL GALLARDO PIDIÓ QUE SBROGLIA SE QUEDARA EN RIVER?

"Lo conozco desde que tiene 9 años. Siento un cariño especial por él. Cuando pasó esto, varios integrantes del plantel me llamaron. A mí me llegó la información de que varios pidieron que me quedara. Yo les pedí que nadie hiciera nada para que no haga más ruido. Soy un pibe con perfil bajo, pero estando ahí adoptás un perfil alto. Iba a la platea y había gente que me saludaba o me agradecía. Uno no se da cuenta hasta que se va hoy". 

CÓMO ES GALLARDO EN LA DERROTA:

"Él tiene un arma letal, que es saber salir rápido. Es se muestra como un líder. Cuando sufrimos la derrota con Lanús en 2017, me recuperé ayer, ja. Fue un golpe... Era una Copa que se podía ganar. Si hoy lo veo de vuelta, para mí ganamos nosotros. Ese vestuario fue horrible, el golpe... el llanto. Él entró al vestuario y yo pensaba, '¿qué va a decir?' Y dijo: 'Muchachos, ahora a morder y vamos...' Él siempre salía primero, adelante de todos y toda su tropa atrás. Él siempre bajaba primero y los demás atrás. Tiene una fuerza..."

CÓMO ES GALLARDO PUERTAS ADENTRO:

"El día que le ganamos a Tigres la final de la Libertadores, Gallardo estaba preocupado por cómo íbamos a llegar a Osaka para disputar la Suruga Bank. A veces me preguntan si es obsesivo. La verdad que no. Es un profesional. Esa cabeza que tiene... Es una de sus mayores cualidades, ve todo. He visto a Hernán Buján y Matías Biscay mirando cuatro, cinco horas de videos por expreso pedido de Gallardo. Es un grupo de trabajo notable".
 

LA RELACIÓN QUE LE QUEDÓ CON LOS JUGADORES DEL PLANTEL:

"Muchos de los chicos, después de la final que River le ganó a Boca en la Libertadores 2018, me invitaron a los festejos. Y para mí era incómodo. No quería incomodar a nadie. Y quizás podría haberlo incomodado a Gallardo, pero no lo hice. No es fácil que los jugadores acepten a alguien del cuerpo técnico. Pero los jugadores entendieron rápidamente cuál era mi función. Tengo mucha relación con jugadores de esa época. Es difícil encontrar a alguien con mi característica en un plantel. Sé que cuando me fui, se sintió".

EL MOMENTO EN EL QUE SINTIÓ QUE GALLARDO PODÍA ECHARLO DE RIVER:

"Cuando terminó el partido de la Libertadores ante Independiente, muchos chicos vinieron a abrazarme a mí. Se decía que podía molestarle a él, pero mirá si le va a molestar eso... Él siempre me lo marcó. Yo lo tomé como error mío. Yo tomé como mucho poder, como mucho protagonismo por el lugar que los jugadores me dieron. Ese mismo día, durante los festejos y mientras comía una pizza, dije: 'Siento que mañana me echa'".

¿QUÉ DIFERENCIAS ENCONTRÓ CON GALLARDO?

"Si me invitaba un jugador a su cumpleaños, yo le decía :'Che, Marce, tal jugador me invitó a su cumpleaños'. Y me decía: 'Yo no iría'. Y yo le decía: 'Si te parece que no voy, no voy'". Yo hacía dos cumpleaños: invitaba al cuerpo técnico y después hacía otro con los jugadores. Y encima venían todos, ja. Si Ponzio me invitaba a su cumpleaños, Leo subía una foto conmigo y Marcelo, al otro día, me decía: '¿Y bien el cumpleaños?'. Yo siempre fui en contra de eso. Creo que en eso no coincidía. Lo veía como algo sano eso. Pero también reconozco que mi error fue, en algún punto, si a él le molestaba no debería haberlo hecho. Yo no sé si le molestaba el exceso de protagonismo, pero no van con las formas de él. Es imposible no tener protagonismo en River. Yo le decía: '¿Qué hago? Es imposible. Y me decía 'Es una cosa de locos, la gente te saluda, ja'. Yo estaba en el día a día. Llegábamos al Sofitel de Cardales y el dueño me venía a saludar".

GALLARDO Y SU FUTURO: 

"Yo creo que se siente cómodo en River. Va a ser difícil que se vaya. Yo creo que va a acompañar a D'Onofrio hasta el final del mandato. Ayudó mucho, lamentablemente, la pérdida de la Copa Libertadores. No lo veo a Marcelo yéndose en esa situación, va por la revancha y va a hacer todo lo posible para ganarle de nuevo a Boca. Uno puede preferir no enfrentarlos porque piensa que en algún momento se va a cortar, pero Gallardo quería que ellos pasaran para volver a ganarles”.

Temas

Comentarios


Lee También

¿Qué mirás más de River durante la cuarentena?

Partidos completos
Resúmenes de goles
La final de Madrid

¡No te pierdas las novedades de último momento!

Suscribite a nuestras noticias

;