Hace algunas horas cuando Racing vencía a Boca por la Copa de la Liga Profesional, Enzo Copetti confesaba post partido que se llama así por el fanatismo de su papá por Francescoli. Y exactamente lo mismo ocurre con la historia de vida de Enzo Fernández, quien lleva ese nombre en su DNI como tantos otros habitantes riverplatenses de nuestro país gracias a la responsabilidad futbolística del uruguayo. El mediocampista central que se encontraba a préstamo en Defensa y Justicia, pero el mismo se interrumpirá antes de tiempo -tal como sucedió a comienzo de año con David Martínez- y el volante regresará al Millonario a mitad de año.

 

Fernández nació el 17 de enero del 2001 en Buenos Aires. Mide, 1,80, es diestro y le dicen "Gordo" sus más íntimos. "Llegué a River en 2005, me vieron Pablo Esquivel y Luis Pereyra. Empecé en Infantiles. Me acuerdo que me dieron la camiseta y me dijeron ‘ya sos jugador de River‘. Porque recién se estaba formando la categoría. Casi siempre jugué de 5 y algún tiempo lo hice como volante por derecha e izquierda. Eso me dio la facilidad de moverme por cualquier sector de la mitad de la cancha", confesaba Enzo hace unos años en diálogo con el sitio oficial sobre lo que fue su llegada al club.

¿Y cómo fue evolucionando y captando la atención de Marcelo Gallardo? El Muñeco quedó deslumbrado la primera vez que lo vio en un entrenamiento. En aquel momento tenía 18 años y recién había debutado hace pocas horas en Reserva. Al otro día ya estaba entrenando en Primera División y haciendo una práctica de fútbol, y al día siguiente el Muñeco ya lo había puesto en la lista de convocados para enfrentar a Patronato en el Estadio Monumental, el 27 de enero del 2019. Todo así de golpe, pero con pasos firmes.

De todas maneras no pudo debutar oficialmente en aquel encuentro, y su presentación en Primera División se dio más de un año más tarde, en lo que fue la derrota de River frente a Liga de Quito en el inicio de la Copa Libertadores del año pasado. "Soy un jugador con buena técnica y pase. Que tiene buena pegada y visión de juego. Ahora tengo más recorrido y mayor intensidad a la hora de recuperar la pelota. Para jugar hoy en Primera, cada día tenés que incorporar algo nuevo a tu juego", agregó Fernández sobre sus características como futbolista. Y agregó de manera convincente: "Me siento muy cómodo de doble 5, creo que es mi posición. De afuera me gusta Frankie De Jong, que hace todo bien: llega al área y puede jugar en cualquier puesto del medio".

Si bien siempre fue una debilidad para Gallardo, la nutrida cantidad de futbolistas en esa posición provocaron que aconseje a Fernández a emigrar un tiempo a préstamo a Defensa y Justicia, para agarrar ritmos de juego en esta etapa tan importante de la formación y el acostumbramiento al ritmo de Primera. Y vaya si dio sus frutos. Enzo fue pieza clave del equipo titular a lo largo del último año, y fue una de las grandes figuras en las dos vueltas olímpicas que consiguió el conjunto de Florencio Varela a nivel internacional: la Copa Sudamericana y la Recopa Sudamericana. Y debido a esa gran evolución mostrada, el Muñeco insitió para que sea su primer refuerzo para la segunda parte del 2021, con la Copa Libertadores, la Copa Argentina el nuevo torneo local en el horizonte.