El Beto Alonso, en el Monumental, durante un homenaje que le realizó River hace cinco años.

Últimas noticias

River Plate Efemérides

A 35 años de una fiesta total en la Bombonera

El 6 de abril de 1986, River dio la vuelta olímpica en La Boca y después ganó el superclásico por 2-0 con goles del Beto Alonso, uno con la recordada pelota naranja.

El Beto Alonso, en el Monumental, durante un homenaje que le realizó River hace cinco años.

El Beto Alonso, en el Monumental, durante un homenaje que le realizó River hace cinco años. (Foto: Prensa River)

La Página Millonaria

Por
Sebastián Umerez

“Viene el centro. Sale Gatti, atención... Alonso, gooooool de River!”, se  escuchaba el relato de Mauro Viale, un 6 de abril en 1986, en lo que ya era un día que quedaría para siempre en la historia millonaria. Por seguir festejando el título, por la vuelta en la cancha del máximo rival, por el doblete del Beto Alonso, por la pelota naranja. Por River.

alonso twitter
El posteo de Alonso recordando una vez más una de sus tardes más gloriosas.

Antes de llegar a la victoria en La Bombonera, hay que remontarse tres fechas atrás, al 9 de marzo del mismo año. River recibió a Velez, lo goleó 3 a 0 (goles de Enrique, Gorosito y Francescoli) y se consagró campeón del torneo local de 1985/86 con cinco fechas de anticipación. Luego vendría una victoria contra Gimnasia en La Plata y una derrota en casa contra Deportivo Español, festejando el título ya conseguido en ambos partidos.

Pero después tocaba Boca. Toda la semana palpitando el partido, y la polémica se centraba sobre si River daría la vuelta olímpica en la cancha de su máximo rival, donde no se jugaba un superclásico desde 1982. “Había llegado un telegrama del Gobierno para que no la diésemos. Nos reunimos en la habitación del Cabezón Ruggeri y dije que a mí me iban a sacar muerto, pero yo la vuelta la daba. Y dimos todos la vuelta”, contó después Norberto Alonso.

alonso camiseta naranja
En 2016, River utilizó una camiseta naranja en homenaje a 30 años del triunfo en la Bombonera (Foto: Prensa River).

Encabezados por su capitán, Américo Gallego, River salió a la cancha, dobló para el sector de los palcos, y finalmente dio la vuelta olímpica en la cancha de Boca, pasando por las dos bandejas completamente llenas de hinchas millonarios, cuando todavía se permitía el público visitante, mientras se cantaba “la vuelta en la Boca no se va a olvidar jamás”, y cuánta razón tenían.

El partido fue parejo, el local con más llegadas, pero topándose con la muralla que era Pumpido en el arco, mientras que River jugaba al contraataque y a los cambios de velocidad de Alonso, con la falta del desequilibrio que brindaba Enzo Francescoli, que no jugó por estar preparándose con la selección uruguaya para el Mundial de México 86. Otra de las particularidades de ese primer tiempo, quizás la más recordada, es que se jugó con la clásica pelota Tango, pero de color naranja. Se esperaba que en el campo de juego caigan muchos papelitos blancos, como pasó en el partido en el Monumental, y para poder mejorar la visión, se aprobó esa variante, dándole ahora el nombre al partido de la pelota naranja.

Sin mucho que destacar en la visita, salvo la fuerte defensa, cerca de la media hora le cometieron una falta al Negro Enrique sobre la derecha en campo del rival. Roque Alfaro se haría cargo del tiro libre, tirando un centro al área donde esperaban Gallego, Morresi, Amuchástegui, Ruggeri, y el héroe de la tarde. El Beto se escapó de su marca, quedando completamente solo en el área chica y ante una floja salida de Gatti, cabeceó para darle el 1 a 0 parcial a River, gritando desaforadamente el gol mientras se besaba la camiseta.

El segundo tiempo se reanudaría ya con la pelota Tango tradicional blanca y negra, y repitiendo más de lo mismo que fue el primero, Boca atacando pero sin conseguir doblegar al arquero de River, quien fue una de las figuras del partido. Promediando la mitad del complemento, se le complicaba el panorama al millonario ya que se quedaba con 10 jugadores por la expulsión a Alejandro Montenegro.

El equipo del Bambino Veira, a quién le arrojaron un piedrazo desde la tribuna, seguía aguantando en su fuerte defensa con un hombre menos, hasta que salió con un pelotazo del fondo que Alonso fue a buscar, y faltando siete minutos para que se cumpla el tiempo, se ganó un tiro libre cerca del área. El 10 fue el encargado de patearlo y, después de un desvío en las manos de Passucci, la pelota entró por el lado del arquero para el 2 a 0 final.

El festejo siguió por un tiempo largo, ya que ese mismo año River se consagraría campeón de la Copa Libertadores ante América de Cali, y en diciembre de la Copa Intercontinental contra el Steaua Bucarest de Rumania. Y todo empezó con el Beto y la pelota naranja.

FICHA DEL PARTIDO

Campeonato de Primera División 1985/1986, fecha 36

Domingo 6 de abril de 1986

Boca Juniors 0 - River Plate 2

Boca: Hugo Gatti; Claudio Di Natale, Jorge Higuaín, Roberto Passucci, Enrique Hrabina; Milton Melgar, Julio Olarticoechea; Guillermo Hoyos; Alfredo Graciani, Jorge Rinaldi y Carlos Tapia.  DT: Mario Zanabria.

River: Nery Pumpido; Eduardo Saporiti, Oscar Ruggeri, Carlos Karabin, Alejandro Montenegro; Héctor Enrique, Américo Gallego, Roque Alfaro; Norberto Alonso; Claudio Morresi y Luis Amuchástegui. DT: Héctor Veira

Goles: Alonso 30´ y 85´ (RP).

Estadio: La Bombonera.

Árbitro: Francisco Lamolina.

Temas

Comentarios


Lee También

¿Dejarías ir a Julián Álvarez por 10 millones de dólares?

No