Cargando...

La última foto

La última foto
08/12/17OPINIóN

La última foto

POR ARIEL CRISTóFALO

Ahora ya está. En todo caso, después vemos. Pero ahora ya está: ahora hay una final. Una más. Y hay que ganarla para tener un fin de año en paz. Para tener una copa para brindar. No es la que más queríamos, ni hace falta decirlo, pero es una copa. Y a los jugadores debe despertarles algo como para salir de este luto, esta levedad del ser insoportable.

Tiene que ser éste el piso. El que frene esta caída que por ahora es al vacío. Nadie estaba preparado para esto. Siento que River fue subiendo una escalera altísima pensando que arriba estaba la Copa Libertadores, que mirábamos hacia el cielo mientras escalábamos y podíamos vernos con claridad corriendo carreras de camellos en Abu Dhabi y apretando los dientes con una patada de Enzo Pérez a Crischianu Ronaldu. Que arriba estaba la zanahoria. Y que el equipo nunca se dio cuenta de que lo que en realidad estaba trepando también podía ser la escalera de un tobogán. Llegó hasta arriba, miró hacia todos lados. Lo empujaron. Entre Lanús y otros tantos más que ya no vienen al caso. Y empezó a caer abismal y súbitamente, como en esas montañas rusas que conocí en Orlando en las pretemporadas de este año. Y allí quedó desnudo. Ahí todos los problemas que ya tenía quedaron a la vista, indisimulables, como podría quedar un elefante en un ascensor. Antes de ese partido de mierda a River ya le faltaban delanteros, Scocco ya estaba más solo que Tom Hanks en Náufrago (porque Tom Hanks tenía la fiel compañía de una pelota, Wilson, y a Scocco las pelotas le llegaban poquito y nada), Auzqui y Borré no estaban a la altura, De la Cruz, obvio, seguía verde, Fernández no era determinante como lo fue alguna vez, Rojas no era el del semestre pasado, Enzo sí pero el físico ya le pasaba facturas C de monotributista, Pinola no era el de Central, la rodilla de Maidana ya daba ventajas, el arquero no te salvaba nunca, faltaba mucho recambio (de milagro se completaban los bancos de suplentes en la Copa). Y Casco ya era Casco. Las patologías actuales son prácticamente las mismas de antes, pero ahora quedan en evidencia, ahora están en offside como un chileno en Rusia. Da la sensación de que River era como el que está gordo y aguanta el aire y mete panza para una foto que nunca le terminan de sacar. Se la sacó Lanús. Y después todo se aflojó, saltaron un par de botones de la camisa y el cinturón salió volando. Y ahora River está incómodo pero relajado. Resignado a quedarse gordo. Se abrió un pote de helado porque está triste porque no se ve en forma.

Es valorable la autocrítica que hacen Gallardo y el plantel. Una autocrítica cruda, tal vez demasiado cruda para el establishment de declaraciones que tiene el fútbol aquí en las pampas. Es un buen punto de partida identificar los problemas, aceptarlos sin vergüenza, no mentirse a sí mismo ni mentirle al hincha, como siempre destaca el Muñeco. Ahora, el tema es hacer algo con los problemas que uno tiene. Trabajar para solucionarlos. Porque, como también dijo MG en su última conferencia, la autocrítica sirve si la hacés también puertas adentro y laburás en serio para mejorar. Y hoy se ve a un plantel sincero, que admite que está fuera de forma, pero que sigue comiendo helado de vainilla. Como si fueran un grupo de grandes analistas que no se termina de dar cuenta de que ellos son los únicos que pueden cambiar el cuadro que están pintando con tanto rigor, tanta minuciosidad.

Probablemente ya no puedan hacerlo. Seguro que no podrán: las patologías que arrastraron todo el semestre y que hoy están así de desabrigadas no se solucionan mágicamente en un puñadito de días. Está claro que el único remedio es el fin de año, es lavarle la cara a este plantel, elegir con precisión a los jugadores necesarios para reforzarlo (que deberán ser, sin duda, unos cuantos) y a los que ya están de más. Pero lo que sí pueden hacer es volver a levantar la guardia. Volver a aguantar un poco el aire para la última foto: esperemos que sea con Ponzio levantando otra Copa.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar