Cargando...

Sand y una provocación innecesaria

Sand y una provocación innecesaria

Sand y una provocación innecesaria

POR GABRIEL CASAZZA

El atacante de Lanús se presentó en el Monumental con unos botines de color azul y amarillo. Si bien no es la primera vez que los usa, no parece ser la mejor elección para un escenario que lo vio nacer.


José Sand nació en Bella Vista, provincia de Corrientes, allá por el año 1980. Luego de hacer sus primeras armas en su tierra natal, se mudó a Buenos Aires para dar el gran salto y comenzar a integrar las divisiones inferiores de River Plate. Allí impactó siendo, durante varios años, el goleador histórico de las categorías menores hasta ser superado por Federico Andrada.

Gracias a River, donde marcó 11 goles en 57 partidos y nunca terminó de estar a la altura de la institución, llegó a ser un futbolista profesional. El elenco Millonario le brindó todo para formarlo como jugador y como persona, pero el atacante que hoy tiene 37 años de edad y milita en Lanús nunca lo valoró como correspondía.

El Más Grande le facilitó defender las camisetas de Colón, Independiente Rivadavia, Vitória, Defensores de Belgrano, Banfield, Lanús, Al-Ain, Deportivo La Coruña, Tijuana, Racing, Tigre, Argentinos Juniors, Boca Unidos, Aldosivi e incluso la de la Selección Argentina. Sin embargo, él jamás expuso respeto hacia el club que lo hizo crecer en una etapa fundamental.

¿La excusa de Sand para omitir la influencia directa e irremplazable de River en su carrera profesional? La desaprobación de un pequeño grupo de hinchas y la supuesta falta de oportunidades en el primer equipo. Para él, esos fueron argumentos suficientes y necesarios como para gritar desaforadamente cada gol contra La Banda.

Pero la gota que rebalsó el vaso llegó este martes, por la ida de las semifinales de la Copa Libertadores de América. En el Estadio Monumental que lo vio nacer, River superó a Lanús por 1-0 con gol de Ignacio Scocco y Sand no tuvo mejor idea que pisar el campo de juego con unos botines de color azul y amarillo.

Es cierto que no es la primer vez que el experimentado delantero utiliza estos botines, pero el hecho de elegir este calzado, y, sobre todo, utilizarlo en un mítico escenario donde tuvo el lujo de jugar con el apoyo de una de las hinchadas más numerosas del mundo, debería significar para él un mínimo de respeto y sentido común. Lamentablemente, el rencor sigue pesando más.

+ JUGADOR X JUGADOR. Los puntajes del triunfo de River sobre Lanús.

+ FIGURA. Pinola tuvo uno de sus mejores partidos en el Millonario.

+ LAS FOTOS. Las mejores imágenes de la victoria de River.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar