Cargando...

A tres décadas de una tarde completamente histórica

A tres décadas de una tarde completamente histórica

A tres décadas de una tarde completamente histórica

POR GERMáN BALCARCE

(Incluye video) Con un Beto Alonso brillante e imparable, River ganó 2-0 en La Boca, dio la vuelta olímpica y logró uno de los triunfos más importantes en los registros del Superclásico.

River se consagró campeón 28 días antes de visitar La Bombonera. Un triunfo 3-0 sobre Vélez Sarsfield le dio el título con cinco fechas por delante. La tabla de posiciones final marcó 10 puntos -en aquella época una victoria otorgaba dos unidades- de diferencia respecto a Newell's Old Boys, el segundo. Sin embargo, la frutilla del postre era conseguir el éxito en las cercanías del Riachuelo.

Diez puntos de ventaja le sacó River a Newell's, su escolta

Un Millonario con muchísima personalidad, que luego levantó la Copa Libertadores de América y alcanzó la cima mundial en Japón, viajó hasta Brandsen 805 para decorar la conquista. Fue una tarde dura, difícil, con un clima de hostilidad no muy lejano al del famoso ataque con gas pimienta. Encabezado por Norberto Alonso, impulsor de festejar en terreno ajeno, River venció 2-0 a su eterno rival.

En el primer tiempo, el Beto abrió la cuenta con la pelota naranja, solicitada durante la semana por Hugo Orlando Gatti, cuyo argumento fue que los posibles papelitos en el césped podrían llegar a complicar el asunto. Un tiro libre desde la derecha halló la cabeza del ídolo, quien aprovechó una mala salida del arquero local para hacer el gol de cara a La 12.

Creer o reventar, el gol de Ramiro Funes Mori, hace ya dos años, tiene algunas coincidencias con el de Alonso. Es que el Melli jugó porque Juan Carlos Crespi, un histórico dirigente de Boca, operó para que Leonel Vangioni recibiera dos fechas de suspensión, tras ser expulsado en el encuentro anterior. Agustín Orion, al igual que Gatti, salió mal.

No conforme con el primer tanto, Alonso liquidó el partido en la segunda parte. Esta vez la zurda del 10 tuvo un guiño de la barrera y descolocó a Gatti. Así El Más Grande selló la victoria y, pese a los proyectiles de diversas magnitudes así como un contexto peligroso, dio la vuelta olímpica. A tres décadas, el recuerdo resulta inolvidable. ¡Gracias, Beto, gracias, campeones!

+ ÍDOLO: eternamente gracias, Beto

+ CAMISETA HOMENAJE: adidas lanzó una edición de colección por la pelota naranja

Galería de la camiseta naranja



Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar