Cargando...

Por este amor…

Por este amor…

Por este amor…

POR EMMANUEL SERRUYA

Este jueves, cuando el reloj marque las 21hs, millones de corazones riverplatenses se paralizarán frente al televisor para vivir la definición de los octavos de final de la Copa Libertadores, nada más y nada menos, que frente a “ellos”.

“Soy de River y lo sigo a todos lados”. El fútbol argentino vive desde hace unos años la ausencia del público visitante. Ese que “va caminando a la cancha de Boca”, la que supo copar 2, 3, o la cantidad de bandejas que al local se le antojaba adjudicar. Pero eso no impidió que el hincha de River estuviera presente, de alguna manera, cada vez que el Millonario jugase. Este jueves, no será la excepción.

hinchada de River en la Bombonera

“Donde juegues siempre te voy a alentar”. Detrás de un televisor, tratando de agarrar el dial de una AM abandonada, haciendo piruetas para que el streaming de una página web de Ucrania les permita ver el partido, desde Argentina, Estados Unidos, Colombia, México, Israel, España o donde sea, el fanático riverplatense dirá presente.

​ ​

 

“Con los bombos, la bandera, el redoblante”. Banderazo incluido para despedir a los jugadores rumbo a La Boca, el hincha acompaña con los colores que le iluminan la cara, que lo hacen sentir orgulloso. Porque esa bandera que flameaste en las buenas y en las malas, esa camiseta que mojaste con tus besos y tus lágrimas, están siempre. Son como vos, como yo, son parte de River.

 

“No me importan esos malos resultados, porque a River yo lo quiero de verdad”. El reloj va a marcar las 9 de la noche, Herrera va a pitar y se acabará la previa. Incluso estas palabras quedarán atrás. No habrá uñas que aguanten esos 90 minutos. Las cábalas tomarán protagonismo, los insultos a “los simuladores” del local, al réferi del que tanto se habló, se adueñarán de la noche, al menos, hasta que un grito Monumental se haga presente, una vez más, ahí, en La Boca. 

“Nunca vas a ver una bandera negra, esta banda nunca te va a abandonar”. No será un partido más, porque enfrente, estarán “ellos”. Los que lloraron desde que se enteraron que íbamos a estar enfrente. Los que durante toda su historia embanderaron la premisa de la pierna fuerte, del “huevo” por encima del fútbol, y ahora se vuelven locas porque a un jugador se le rompen las medias. Los que negaban entradas a la gente del Más Grande y tenían una bandeja para que sus socios puedan ver los partidos acostados si así lo requerían. Los que seguramente, ya tengan planeada una nueva bandera negra para sus jugadores si las cosas no salen como ellos quieren el jueves. Por eso, por todo lo que somos, y por todo lo que son ellos, nos merecemos este triunfo.

 

“Y al jugador, que deje la vida por esos colores”. Todos estaremos detrás de esa camiseta con la banda roja que el jueves, a minutos de las 21hs, asomará por el túnel de esa cancha que parece faltarle una parte, y ante los insultos, silbidos y agravios de los hinchas del local, sólo se hará más y más grande. Y cuando todo arranque, serán once. Once guerreros jugando por todos nosotros. Dejando la vida por los colores más lindos del mundo, dejando todo como nos gustaría poder hacerlo a nosotros. Porque ellos serán River, y River, somos todos.

Leonardo Ponzio - River vs Boca - Torneo Transición 2014

El jueves es el día. Vamos todos unidos, por River y para River. Porque vale recordarlo una y otra vez. Dirigentes, jugadores, hinchas, River somos todos. En las buenas, en las malas, estuvimos, y aunque vos, Bostero, pienses que en la cancha sólo estarán ustedes y nuestros jugadores, se confunden, porque somos River, siempre estaremos.

“Por este amor, yo te aliento de la cuna hasta al cajón porque yo, dejo todo por verte salir campeón”

 

 


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar