Cargando...

¡A octavos!

¡A octavos!

¡A octavos!

POR FLOPEZ

Sin brillar y con lo justo, River goleó a San José y, gracias a la derrota de Juan Aurich contra Tigres, se metió en la próxima ronda. A respirar profundo y esperar rival, pero el sueño copero sigue vivo.

No apto para cardíacos. River empataba y Juan Aurich perdía. River ganaba y Juan Aurich empataba. Pero finalmente, River goleó y Juan Aurich perdió. Por eso, River se metió por la ventana en los octavos de final.

Fue una locura el desenlace del Grupo 6. El Millonario no jugaba bien y recién abrió el marcador en los instantes finales de la primera parte con un golazo de Rodrigo Mora que le dio esperanza al campeón. Claro, los peruanos empataban 2 a 2 y faltaba un tanto.

En el complemento, Aurich se puso 3-2, por lo que los gritos de Mora -de penal- y Teófilo Gutiérrez sólo sirvieron para pasar a mirar únicamente el papel de Tigres en Chiclayo.

Afortunadamente, los mexicanos lo dieron vuelta y desahogaron al Mundo River, que celebró con todo una clasificación demasiado sufrida para seguir con vida en el gran objetivo del año.

Ya está. Con errores, sufrimiento y sin sobrarle nada, River llegó a la próxima ronda. Ahora llegará la hora de los mano a mano. Pero el campeón está presente. Y va por más.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar