Cargando...

La sociedad del Gol

La sociedad del Gol

La sociedad del Gol

POR AGOSENDE

Un informe revelador para entender cómo va a funcionar la dupla del gol. Qué tipo de ofensiva pretende Ramón. Las claves de una sociedad que puede ser perfecta. 


Los dos tienen orígenes humildes, sin lujos, ni derroches ni ostentaciones. Con esfuerzo y hambre de gloria. La infancia de Teo se forjó rodeada de pandillas en las inmediaciones de su hogar; su vida comenzó en La Chinita, uno de los barrios más complicados de Barranquilla. Allí, los disparos con armas de fuego eran moneda corriente para dirimir cuestiones personales y demarcación de territorios para temas de otra índole. En cambio, a Fernando Cavenaghi no le faltó nada durante su etapa de crecimiento.


Pero O'Brien, un pueblo tan pequeño como tranquilo, estaba lejos de Buenos Aires y su nivel de vida lleno de variantes para el desarrollo en lo profesional y educacional. Sin embargo, a través de goles importantes y una jerarquía fuera de lo común, ambos delanteros obtuvieron los recursos económicos suficientes para tener el futuro asegurado para sus respectivas familias. Y ahora, al cabo de un paso breve por México -once meses para el Torito y tan sólo seis para el atacante cafetero-, se encontraron en River con la esperanza de ser la “alta sociedad” que tanto necesita Ramón Díaz. Una poderosa fórmula ofensiva que sueña a lo grande para devolverle la gloria al club más ganador de la historia del fútbol argentino. Porque River, en esencia, es ganar, gustar y golear. Aunque ante todo, ganar, porque así construyó su imperio de títulos que le dieron reconocimiento mundial. Y como el deporte más popular del planeta se define gracias a los tantos, qué mejor que contar con dos verdaderos especialistas en el asunto.


SÓLO TE PIDO EL GOL. En el Torneo Inicial 2013, River llegó a su peor marca de la historia en materia de tantos. Apenas señaló 13 en 19 encuentros, quedando debajo de las 15 conquistas del equipo que descendió con Juan José López. El arribo de Teo generó expectativas. Nadie se atrevió a poner en duda sus condiciones. Aunque la producción estuvo lejos de lo esperado. Entre el certamen local y la Copa Sudamericana, tan sólo tres veces vulneró a los arqueros rivales, todas ellas en el Monumental. Y si bien es cierto que no contó con una batería de posibilidades en el área de enfrente, tampoco se puede obviar que desperdició varias ocasiones claras. Lo cierto es que Gutiérrez, fiel a sus creencias, mantiene la fe para salir adelante. Siempre reza para que le vaya bien en el verde césped, con el objetivo de tener actuaciones positivas, marcar goles y no pelearse con adversarios ni compañeros suyos. Y después de un insólito desplante en Tandil hacia los medios, abandonando una rueda de prensa en plena charla, sin argumentos al respecto ni una despedida u ofrecimiento de disculpas, Teo tuvo que darle explicaciones a la dirigencia. De ahí en más, regala una sonrisa cada vez que la gente le solicita una foto o autógrafo y hasta regaló camisetas. Pero su regalo principal tiene que ser en la red, lugar en el que Ramón Díaz lo necesita con mayor frecuencia que en el semestre anterior para pensar en la ansiada vuelta olímpica. Ése es el desafío inmediato de una persona que confía en Dios mientras se asoma a su primera Copa del Mundo.


Si querés leer la nota completa podés entrar en el Kiosco Virtual.



Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar