Cargando...

Un amague con final feliz

Un amague con final feliz

Un amague con final feliz

POR AGOSENDE

(Corresponsal - Tandil) Pese a que los hinchas esperaban con ansias el arribo del plantel sobre la ruta, la llegada del colectivo se llevó todas las miradas, mientras los jugadores avanzaban en combis. Ello llevó a los seguidores a la puerta del hotel, donde terminaron saludando a sus ídolos, pero provocando desorden. La mala organización no imposibilitó el agradable cierre.


Color, calor, idas, venidas, pero mucha pasión acompañaron la tarde Millonaria en Tandil. Un imprevisto de arranque provocó el mal humor y algunas quejas en los seguidores, pero el final de la jornada terminó siendo con alegría, jolgorio y mucho aliento riverplatense.


Sobre las 17, los miles de simpatizantes esperaban con ansias el arribo. Cuando el colectivo llegó y la gente se acercó se llevaron la sorpresa de que los jugadores pasaron adelante en tres combis. Por ello se armó una larga caravana por la ruta 226 hasta la puerta del Hotel Elegance.


Allí, los simpatizantes esperaron cantando, a puro bombo y mucho color riverplatense. Pero la espera fue acompañada también con impaciencia, ya que el gran anhelo era poder acceder a los jugadores. Minutos después de las 18, la tranquera que divide el camino que lleva hacia el hospedaje fue abierta y los hinchas marcharon en paz.


Hasta ese momento se vivió otra larga fiesta millonaria. ¿El problema? Ramón Díaz y Fernando Cavenaghi fueron los encargados de sobrepasar la puerta del Hotel para saludar. Ariel Rojas, Álvarez Balanta, Emanuel Mammana, Juan Carlos Menseguez, entre otros los acompañaron, pero la gente se abalanzó y los futbolistas no llegaron a fotografiarse.


Tras ello algunos desbordes como varias personas en la pileta, otras colgadas de los balcones y el saludo final de todos los jugadores, pero desde adentro del hospedaje y detrás de los ventanales. La mala decisión de no pasar despacio en el colectivo primero y de permitir el ingreso al hotel después no terminó con serios problemas, pero sí con algunos desbordes propios de la desinteligencia.


Así y todo, la buena predisposición de los jugadores y la pasividad de la mayoría de los hinchas hizo posible un final feliz.


 + Una multitud recibió a River en Tandil.


 + LA LLEGADA: no te pierdas el paso a paso en imágenes.



Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar