Cargando...

Adiós a un equipo que sólo supo dar vergüenza

Adiós a un equipo que sólo supo dar vergüenza

Adiós a un equipo que sólo supo dar vergüenza

POR ALOPEZ

River empató de casualidad con Quilmes y cerró el 2013 entre las últimas posiciones del campeonato. Además, este equipo fue de los menos goleadores del torneo y encumbró la peor campaña en la trayectoria de Ramón en Núñez. Eso sí, el riojano no se salva: él tampoco supo encontrarle la vuelta a este papelón.


Terminó el año como se esperaba, o como se temía: sin fútbol adentro del campo de juego ni golpe de timón afuera. River fue en este último partido del 2013 aquél equipo apático que transitó gran parte del semestre. Un equipo sin identidad a la hora de intentar plasmar una idea de juego y también al repasar los nombres de su formación.


Este River de Ramón estuvo tan a la deriva que ni siquiera pudo anticipar quiénes jugarían. Salvo por Barovero y alguno otro titular de ocasión, el resto de los jugadores entraron y salieron con la misma liviandad con la que el cuerpo técnico vio pasar las fechas entre empates y derrotas.


Resulta llamativo que un entrenador con la experiencia y la ambición ganadora del Pelado no haya pegado a tiempo el volantazo que esta situación ameritaba. Tal como debió hacerlo aún antes de la mitad del torneo, cuando de la fecha 3 a la 7, de 15 puntos jugados, River capitalizó apenas 5. Demasiado poco para un equipo que juraba pelear el campeonato...


También resultó sorpresivo que el riojano no haya desistido de los famosos "amigos de Emiliano" hasta colmar la paciencia de la gente. Esa que llegó a recordar a Trezeguet en pleno Monumental a modo de reproche por una decisión que todavía no se comprende. Acaso, ¿cuál fue el criterio profesional para desprenderse de un goleador consagrado y después incorporar a Menseguez?


Ni hablar del capricho por no probar a jugadores que rendían en Reserva y hacían méritos para tener su oportunidad en Primera, como Aguirre. O el show mediático tan recurrente como interminable mediante el cual cuestionó la impaciencia de la gente tras la derrota con Boca; aseguró que no resignaría ni un ápice de su contrato y luego lo puso a disposición de la dirigencia; o generó incertidumbre sobre su continuidad y una semana después ratificó que seguiría.


En fin, cientos de aristas que terminaron sacando el foco de lo que realmente correspondía: el pésimo nivel del equipo. Un equipo que anoche en cancha de Quilmes se acomodó entre las últimas ubicaciones de la tabla de posiciones y no solo que se convirtió en el River menos goleador de la historia, sino que además se encumbró como el peor equipo en la trayectoria de Ramón Díaz en el club.


+ Posiciones: Mirá cómo terminó el semestre el equipo que estaba para campeón.


+ Calificá: Puntuá a los jugadores de River por su actuación ante Quilmes.


+ Uno x uno: El análisis del desempeño de cada jugador.


+ Goles: Reviví las mejores jugadas del partido en el sur.


+ Síntesis: Las estadísticas de otro apático partido de La Banda.


 


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar