Cargando...

Crónica de un final anunciado

Crónica de un final anunciado

Crónica de un final anunciado

POR AGOSENDE

Al igual que a lo largo de todo el semestre, River jugó mal, logró el empate ante Quilmes sobre el final, cerró el segundo peor campeonato corto con Ramón como entrenador y la racha goleadora más negativa de las historia. Mucho para reflexionar.


Se acabó el semestre y el año. Como no podía ser de otra manera, el Millonario volvió a desilusionar al hincha con un partido para el olvido en el que, si bien no mereció perder, tampoco hizo demasiado por ganar y evitar lo inesperado.


Generó tres chances netas de gol que quedaron en los pies de Driussi en dos oportunidades y Funes Mori en la restante. Pero la falta de contundencia y la ausencia del azar provocaron que La Banda no convierta. Para colmo de males, en una de las pocas que tuvo Quilmes – de pelota parada – Pérez Godoy, de cabeza al minuto de juego del segundo tiempo, puso el 1 a 0 parcial.


Tras el tanto, River intentó, pero una vez más cayó en su práctica usual: pocas ideas en el frente de ataque y falta de contundencia en las pocas situaciones que generó. Sin embargo, sobre el final, Carlos Carbonero, marcó el tanto que definiría el empate en el estadio Centenario.


Así, el equipo del Pelado cerró un semestre para el olvido en el que finalizó 16°, concretó el segundo peor campeonato del entrenador en el banco de suplentes con 21 unidades y la peor racha goleadora de la historia del conjunto Más Grande de Argentina, con solo 12 tantos.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar