Cargando...

Llegó el gol, no la victoria

Llegó el gol, no la victoria

Llegó el gol, no la victoria

POR ALOPEZ

Con el tanto de Menseguez, River cortó una racha de 458 minutos sin convertir y le escapó a la peor sequía de su historia. Aunque no pudo evitar otra dura caída en el torneo.


Todo no pudo. Después de tanto esperar, el conjunto dirigido por Ramón Díaz volvió a convertir un gol y, al menos por un instante, dio la sensación de que podría sacarse esa espina por la que tantas críticas había recibido en el último mes y medio.


Su último festejo había sido con Lanús, por la fecha nueve del torneo, cuando Mercado sentenció la agónica victoria de La Banda en el sur. Después vinieron Boca, Newell's, Belgrano, Rafaela y otra vez el conjunto granate, a quienes no pudo convertirles por más situaciones que generara.


Entonces, encumbró la escalofriante suma de 450 minutos sin gritar y quedó a solo 84 de igualar la peor sequía en la historia del club, que databa del 2010. Sin embargo, anoche en el Monumental, entró a puro ritmo y en apenas ocho minutos despejó todos los fantasmas.


Menseguez convirtió un verdadero golazo con el que hizo tronar a todo el Antonio Vespucio Liberti, al cuerpo técnico y a los jugadores. No fue para menos, parecía que por fin River se sacaba la mufa. Pero no, después llegó el bajón, la expulsión del Lobo, los dos goles de Estudiantes y otro golpe al corazón...


+ El gol: Menseguez cortó la racha con un verdadero golazo.


+ Calificá: Puntuá a los jugadores por su actuación ante Estudiantes.


+ La expulsión: El Lobo se fue expulsado a los 28 minutos de juego.


+ La síntesis: Las estadísticas de la sexta caída de River en el torneo.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar