Cargando...

A un año de la resurrección

A un año de la resurrección

A un año de la resurrección

POR ALOPEZ

(Incluye galería y video) Este domingo se cumple el primer aniversario del regreso de River a Primera, del fin de la angustia y el desprestigio. Lo mejor y lo peor en estos últimos 365 días. Qué se mejoró realmente.


Fue el día en el que el hincha de River volvió a sonreír, a esbozar una leve sonrisa en realidad. Fue el día en el que la camiseta recuperó el lugar que le correspondía, ese que le habían arrebatado por ambición e intereses ajenos a la pasión.


Fue el día en el que dos golazos de Trezeguet, con asistencias mediante de un Funes Mori iluminado para desandar las dos jugadas más importantes de su carrera, le terminaron poniendo un punto final a un año entero de dolor y sufrimiento.


De ahí entonces las lágrimas de los hinchas, de Almeyda, de Amato, de Cavenaghi y el Chori. De todos. River había vuelto a Primera tras 363 en la oscuridad, en el dolor. Había logrado la resurrección.


Aunque a medias, porque horas después del regreso, quienes conducen al club volvieron a demostrar que la soberbia no se había terminado ni siquiera a pesar del fatídico descenso. Dos ídolos del club, que habían vuelto para ponerle el pecho al peor momento de la historia, fueron echados como perros.


Y a medias además porque con el descenso tampoco se terminaron las contrataciones inexplicables ni los balances polémicos. Por citar solo algunos ejemplos, Funes Mori -vendido hace un año- todavía sigue siendo patrimonio del club, y la incorporación de Bottinelli fue tan irrisoria (desde lo deportivo, lo económico y contractual) que derivó en la intervención de la AFIP.


Ojo, también hubo de lo otro, es cierto: contexto electoral o no de por medio, fueron a buscar a Ramón, el técnico que volvió a posicionar a River en los primeros puestos y a llevarlo a una copa internacional. Y también, entre otras cosas, se contrataron jugadores de calidad, como Mora e Iturbe, aunque solo llegaron a préstamo.


Fueron, en definitiva, 365 días con altibajos desde lo dirigencial, institucional y deportivo, con todavía mucho por hacer y mejorar, pero con la camiseta en el lugar que le corresponde. Ojalá que el segundo año de la resurrección recapitule más altos que bajos.


FOTOS: Todas las imágenes de ese 23 de junio de 2012 inolvidable.


VIDEOS: El delirio del hincha tras 363 días de angustia.


VIDEO: La locura en las tribunas y dentro del campo de juego.










Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar