Cargando...

Una buena y una mala en Ezeiza

Una buena y una mala en Ezeiza

Una buena y una mala en Ezeiza

POR FLOPEZ

River se entrenó esta mañana y el plantel realizó una práctica de fútbol en espacios reducidos. Ponzio lo hizo sin problemas, pero Álvarez Balanta no participó de los trabajos con pelota y cada vez es menos probable que juegue ante Argentinos.


Ramón Díaz no quiere volver a arriesgar a sus jugadores. El Pelado sabe que los necesita al máximo para ganar los cuatro partidos que quedan y no va a apurar a los que están volviendo de sus lesiones.


Por eso, el entrenamiento de esta mañana en el predio de Ezeiza tuvo una buena noticia y una mala para el Mundo River, porque sólo uno de los dos desgarrados trabajó con normalidad.


Leonardo Ponzio, que cada vez está más cerca de volver, pudo participar de la práctica de fútbol en espacios reducidos junto al resto del plantel y de los trabajos tácticos en defensa y ataque.


El santafesino se quedó afuera del banco de suplentes ante Rafaela por no estar al cien por ciento, pero podría retornar en La Paternal el próximo domingo.


El que no pudo entrenarse con normalidad fue Eder Álvarez Balanta. El colombiano apenas trotó a un costado de la cancha y vio de afuera los ejercicios con pelota.


Con sólo dos partidos por jugar, teniendo en cuenta su condición de juvenil y de extranjero, el defensor se quedaría afuera del choque contra Argentinos y regresaría recién ante Independiente.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar