Cargando...

#RecuperemosLaCentenario: el insólito pulmón en La Boca

#RecuperemosLaCentenario: el insólito pulmón en La Boca

#RecuperemosLaCentenario: el insólito pulmón en La Boca

POR ALOPEZ

(Incluye fotos) Basta de excusas, recuperemos la Centenario. Las medidas de seguridad que se implementaron en La Boca para separar a una hinchada de la otra da cuenta de la inacción dirigencial para revertir una decisión gubernamental que no tiene justificación alguna. Acá, las pruebas.


Ayer, en la cancha de Boca, volvió a quedar evidenciado que los funcionarios del Gobierno de la Ciudad no solo no miden con la misma vara las medidas ridículas que exigen, sino también la incapacidad o el desinterés de los dirigentes de River para trabajar por su gente.


En La Bombonera, la popular de River y la platea de Boca estuvieron divididas apenas por un vidrio de acrílico y un puñado de nueve policías. Nada de pulmones kilométricos. Ni siquiera de dos metros. Nada. Incluso, en un momento de la tarde no quedó más que el acrílico.


Vaya uno a saber por qué, los efectivos de la Federal desaparecieron y los cruces entre los hinchas resultaron inevitables. Primero fueron insultos y después siguieron los cascotes de hielo desde la platea de Boca y la reacción de los hinchas de River, que hasta llegaron a amagar con cruzar el acrílico (ver fotos).


Todo ello en medio del operativo de un Superclásico para el que se destinaron 1.000 policías, además de agentes de Seguridad privada de Boca y de River. Pero ello no fue todo: en el ingreso a la popular visitante, mientras la gente del club de Núñez hacía la fila para entrar a la cancha, desde arriba les tiraron cientos de vasos de plástico con pis y piedrazos de hielo, ante la pasividad de la Policía y la desesperación de los hinchas, que no tenían a dónde correrse o en dónde resguardarse.


Con lo que queda claro que a Boca tampoco se le exigió la división de accesos rigurosa que se le exige a River. Esas son cosas que ni existen en La Bombonera. De hecho, en la esquina de Filiberto y Brandsen, lo único que separa a una parcialidad de otra es el ya histórico vallado azul de dos metros de alto que jamás impidió la visión ni el contacto entre hinchas de River y Boca. Ahí, como ocurrió ayer y ocurre siempre, es una costumbre el cruce de insultos, amontonamiento de gente e intercambio de cuantas cosas puedan revolearse.


Entonces, qué esperan los dirigentes de River para plantarse como corresponde y revertir las medidas de seguridad insólitas que requiere el Gobierno de Seguridad para los partidos que se disputan en el Monumental. Pruebas de desigualdad sobran, ayer volvieron a estar a la vista. Solo falta que trabajen por la gente


Así como los 50 efectivos de seguridad privada que enviaron a La Boca evitaron un sinfín de problemas en los accesos, la redistribución de la tribuna Centenario será una gran solución para los socios e hinchas que semana a semana se quedan sin la posibilidad de acompañar al equipo.


FOTOS: algunas imágenes que denotan la falta de seguridad y rigurosidad que se le exige a River.







Sumate a esta iniciativa a través de Twitter y #RecuperemosLaCentenario.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar