Cargando...

Increíble, River

Increíble, River

Increíble, River

POR ALOPEZ

Sin actitud y desatendiendo el compromiso que merece esta camiseta, el combinado de suplentes y juveniles que armó Ramón para debutar en la Copa Argentina quedó eliminado en 16vos de final por Estudiantes de Caseros. Un papelón, un despilfarro de prestigio.


Las formas no se negocian. Claro que uno puede quedar eliminado con un equipo dos categorías inferior. Es la regla de juego de esta copa, justamente atractiva por medir a grandes, medianos y chicos por igual, a ganar o ganar, sin posibilidad de revancha.


Pero lo que no puede pasar, al menos con esta camiseta, es jugar con la liviandad con la que se jugó anoche en Catamarca. ¡Esto es River! Así se trate de suplentes, juveniles o un objetivo secundario, es River y amerita actitud por sobre todas las cosas.


Basta con el discurso fácil y berreta de que el rival salió a jugar súper motivado porque enfrente tenía a River. El jugador de River está jugando en River, no hay motivación más importante que esa. Está jugando en donde no puede jugar cualquiera, es parte de un plantel de 30 tipos que es el sueño inalcanzable de millones. ¿Qué más necesita?


Por eso, más allá de lo que declare Ramón, que se volvió a responsabilizar por la derrota, la realidad es que River perdió con Estudiantes de Caseros porque sus jugadores salieron a la cancha sin actitud, sin ambición, sin ganas.


De la boca para afuera no sobraron el partido, pero adentro de la cancha jamás denotaron haberse tomado el compromiso en serio. River fue, a excepción de algunos pasajes del primer tiempo, un equipo desinteresado y parsimonioso.


La prueba de ello estuvo en que todo el segundo tiempo, en el más caliente, no llegó al arco, no generó ni una jugada de peligro. Ni una. Entonces bien merecida tiene esta impensada eliminación. Se fue la copa y todavía resulta increíble.


 


 


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar