Cargando...

No le ganan ni a All Boys

No le ganan ni a All Boys

No le ganan ni a All Boys

POR ALOPEZ

River volvió a patinar contra un rival directo en la tabla de abajo. Ahora perdió 1-0 en Floresta, frente a un equipo que no necesitó ser superior para doblegar a este vulnerable conjunto de Cappa, que hace siete fechas que no gana. A los de Romero les alcanzó con lastimar una vez y mantenerse ordenados en el fondo. En cambio, River titubeó más de lo que gravitó, no definió las pocas que generó y volvió a denotar una alarmante pasividad ofensiva. ¿Hasta cuándo un sólo punta, Angel?

River fue a Floresta con la intención de cortar una racha de seis partidos sin triunfos, pero se topó con la peor de sus realidades a diez días de enfrentar a Boca. Es que en la cancha de All Boys, los dirigidos por Angel Cappa volvieron a denotar que no tienen identidad de equipo, que son incapaces de lograr un juego asociado y -lo que es peor- que no están a la altura siquiera de ganarles a sus rivales directos en la pelea de abajo.

Tras empatar con Gimnasia y Quilmes en el Monumental, los dirigidos por Cappa encumbraron una derrota histórica en el Malvinas Argentinas de Floresta. Histórica no sólo porque fue el primer partido de River en ese escenario, sino principalmente porque jugaron sin sangre, porque se dejaron superar ante un equipo de tercera categoría y porque hasta el impresentable de Fabbiani tiró tacos y un puntinazo al travesaño como para pintarles la cara.

Cómo será, que All Boys en el primer tiempo generó dos jugadas claras de gol, mientras River paseaba sin rumbo dentro de la cancha. A los 15 minutos, tras una asistencia de Fabbiani, Matos quedó sólo frente al arco millonario y tuvo que aparecer Carrizo para mantener el cero en su valla. Y a los 40, Domínguez bajó un centro cruzado que de milagro no encontró quién la empujara, cuando toda la defensa de River miraba. En cambio, La Banda apenas generó peligro con un tiro libre de Arano...

Encima, ni bien arrancó el complemento, Pérez García comandó un contragolpe de All Boys y asistió a Juan Pablo Rodríguez para que reventara el arco de Carrizo y sellara el 1-0 histórico. Y para colmo de males, River desperdició las únicas tres jugadas que generó: Cambiasso le tapó un remate espectacular a Buonanotte, Pereyra definió mal en la jugada de su vida, y sobre el final Pavone no pudo vencer la muralla que forjó Cambiasso. Entonces, el equipo de Cappa se volvió a Núñez derrotado, con un presente completamente adverso y con la preocupación de tener que revertir estas falencias en sólo diez días. Porque se viene Boca, Angel, y hay que ganarle como sea.


Calificá a los jugadores.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar