Cargando...

Un escenario complicado

Un escenario complicado

Un escenario complicado

POR GBALCARCE

River recién tendrá el campo de juego en óptimas condiciones 48 horas después de que se haya terminado el recital de Jonas Brothers, razón por la cual sería prácticamente imposible que el Superclásico se juegue el domingo 14 de noviembre, tal como quiere Boca. Además, el máximo rival estaría buscando la manera de reunir votos para que se lleve a cabo en esa fecha e instigar la búsqueda de otro estadio para el choque trascendental.


Hoy será un día clave en la calle Viamonte. El tercer piso del edificio donde está ubicado la AFA será un lugar donde muchas miradas estarán posadas durante la tarde, debido a que en el cónclave entre los miembros del Comité Ejecutivo se resolverá el día y la hora en el que se disputará River-Boca. Originalmente, el principal partido de la decimocuarta jornada se iba a desarrollar el 7 de noviembre, pero el fallecimiento del ex presidente Néstor Kirchner provocó varios cambios.


En consecuencia, el Superclásico debería jugarse el domingo 14, pero unas horas antes Jonas Brothers, una banda popular de Estados Unidos, se presentará en Núñez y eso provocará una serie de profundas refacciones temporales en el Monumental, no sólo por el escenario que se montará delante de la tribuna Centenario, sino también porque el campo de juego estará cubierto especialmente para no sufrir daños severos y habrá miles de asientos para los espectadores del show que se realizará el 13.


La intención de la dirigencia de River es que el Superclásico se realice el martes 16 de noviembre, desde las 16 horas, pero existe la posibilidad de que empiece a las 20.30 o 21.00, con el propósito de que los fanáticos que trabajan puedan ir a la cancha sin inconvenientes. De todas formas, Jorge Ameal, máxima autoridad de Boca, aseguró que el deseo de él y otros dirigentes es que el partido se haga el domingo 14 y, de esa manera, causarían un revuelo.


Algunos rumores indican que si el Comité Ejecutivo dirime el asunto mediante una votación, el resultado no favorecerá a River, ya que deberá desmontar las estructuras en muy pocas horas sin la garantía de que contratando empleados extra pueda concluir todo en tiempo récord. Además, el pasto no estaría bien en ese período,  mientras que la limpieza y otras cuestiones relacionadas con la logística de semejantes eventos también implicarían problemas.


Por ahora el escenario es complicado. Boca no se solidarizó por esta causa de fuerza mayor y River se encontró con un imprevisto, debido a que había postergado el recital de Jonas Brothers (en principio, iba a presentarse el jueves 4) y el duelo nacional al que se adhirió la AFA desacomodó los planes. ¿Qué sucederá si se dispone que el Superclásico se lleve a cabo el domingo 14? River no resignaría la localía en Núñez, pero se enfrentaría con varios escollos...


Imagen: FotoBaires / Archivo.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar