Cargando...

River no gana, pero descansa…

River no gana, pero descansa…

River no gana, pero descansa…

POR ALOPEZ

Pese a que acumula seis partidos sin triunfos, el equipo de Cappa tiene libre hasta el martes. Así lo determinó el cuerpo técnico tras el empate frente a Racing. En la vereda de enfrente, Boca jugó el domingo y volvió a trabajar esta mañana. Y sin ir tan lejos, con el mismo orden de preocupaciones, Huracán también retomó los entrenamientos este lunes después de golear a San Lorenzo. En Núñez, mientras tanto, duermen.

Es cierto que River está séptimo en el campeonato, a nueve puntos del imbatible Estudiantes y ninguno de sus competidores en la pelea de abajo hizo hasta aquí un mejor torneo que La Banda. Lo que ya es mucho decir. Incluso, se puede destacar que hubo un cambio notorio con respecto a lo que fue un equipo perdedor hasta el semestre pasado. Pero el presente del club de Núñez no está para conformismos ni mediocridades. No por lo que indique su historia o su grandeza, sino porque hoy por hoy su circunstancia señala que no le sobra absolutamente nada. Así como logró el 50 por ciento de los puntos disputados en lo que va del Apertura y está a sólo seis unidades de Huracán para salir de la Promoción, no es menos real que en estas últimas seis fechas no ganó, apenas rescató 5 puntos de 18 y -lo que es peor- demostró tener las mismas dificultades que el resto de los equipos que pugnan en la tabla de los promedios.

En estas seis fechas, en las que River perdió uno y empató cinco partidos, All Boys logró 8 puntos; Tigre y Huracán, 5; Gimnasia, 4; y Olimpo y Quilmes, 3. O sea, desaprovechó una oportunidad inmejorable de hacer una gran diferencia y al mismo tiempo denotó un nivel parejito con los demás, muy diferente a lo que había demostrado en el inicio del campeonato. Es más, junto con Quilmes, que va último en el torneo, fueron los únicos equipos que no ganaron en esta segunda mitad del certamen. Y si se quiere hilar (no tan) fino, no se debe omitir que durante este período recibió 7 goles y apenas convirtió 6.

Entonces, con tanto por corregir, no se entiende por qué Cappa le otorgó al plantel 48 horas de descanso después de haber acumulado frente a Racing su sexto partido sin ganar. Ya lo había hecho previo a recibir a Gimnasia, pese a que La Banda hacía tres fechas que no ganaba. Pero como ese encuentro estaba pautado para un lunes, dentro de todo se trató de una decisión comprensible. Pero ahora, ¿acaso River no tiene desajustes defensivos por trabajar, un mediocampo por establecer y una delantera a la que aplicarle volumen ofensivo? ¿El plantel está en su plenitud física? El sábado, hasta Lamela pareció agotado. Y entre tanto cambio sin sentido, ¿Cappa no tiene un equipo por definir? O será que Don Angel ya sabe con qué equipo ir a Floresta y cómo jugarle al complicado All Boys de Romero. De lo contrario, cualquiera diría que en Núñez subestiman sus problemas.

En otros clubes de presente apremiante, se jugó ayer y se entrenó hoy, como ocurrió con Boca, que perdió cinco partidos pero está a sólo un punto del Millonario; Huracán, que retomó los trabajos aún habiendo ganado por goleada su clásico frente a San Lorenzo; y el Cuervo mismo, que tiene igual cantidad de puntos que el club de Núñez pero supo comprender la gravedad de su presente. Es cierto, el Globo vuelve a jugar el viernes y el equipo de Ramón Díaz el sábado, pero sin descanso de por medio tendrán los mismos días de trabajo que tendrá Cappa. ¿Por qué, acaso River está lo suficientemente bien como para permitirse semejante licencia? No, al contrario, pero descansa al nivel de Estudiantes…


Foto: Fotobaires.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar