Cargando...

Tardes desangeladas

Tardes desangeladas

Tardes desangeladas

POR PABLO DESIMONE

 


¿Cuáles son los primeros diagnósticos que ayer expresaron esos silbidos que bajaron en su mayoría de la San Martín baja, en el cierre del primer tiempo? ¿Los de la impaciencia y la angustia por el resultado adverso? ¿Los de la incertidumbre sobre la capacidad de Cappa? ¿Los de la desilusión -hijas de  la ilusión-  de creer que a esta altura podríamos pelear el campeonato y no se puede salir de la “ promo”? ¿Los de la impotencia ante la búsqueda incesante de variantes que se empieza a observar como desorientación? O la visualización de muchas fisuras en el funcionamiento del equipo que ponen en blanco sobre negro dos preguntas inevitables: ¿Qué pasará con Cappa, es el único responsable de la falta de victorias? ¿Lo acosan demasiadas dudas existenciales o las peripecias de algunos partidos le han jugado en contra?


No es simpático y tampoco mi fuerte ponerme en abogado del diablo. No está dentro de mis principios ser obsecuente de nadie, escribir “el Diario de Yrigoyen”, ni nada que se le parezca. Sé que no es fácil sostener lo que esta pluma afirma cuando “el sueño” de levantar vuelo futbolístico tenía un amplio consenso público, hoy aparentemente desacreditado. No obstante, más allá de algunas dudas que a uno también lo abarcan me asiste el derecho a analizar, aportar “otra mirada” y hacerme cargo de las críticas que puedan provenir de este derecho al disenso, aún con muchos compañeros de La Página Millonaria.


Así es la libertad. Enhorabuena. Pués me expongo al cachetazo entonces. Vayamos al partido de ayer, por ejemplo. Duro rival, un clásico. Más allá de las subestimaciones antojadizas de mucha parte del periodismo, Racing tiene un buen plantel. Muchas veces los resultados no lo acompañaron como contra Independiente y posee tres o cuatro jugadores que son su columna vertebral. El arquero, Yacob y el colombiano, para no extenderme. Achica bien en defensa y Russo sabe sacar al equipo cuando se anima a atacar. En un equipo corto. Está bien parado. ¿Y River qué?. River sin Almeyda, ha quedado expuesto a una descompensación altísima que no ha encontrado su reemplazante ideal.


Lesionado Acevedo, Cappa armó un equipo con cuatro volantes de buen pie, todos con llegada y dos puntas. Como corresponde a un equipo que debe buscar el triunfo.  Atrás la línea de cuatro que viene jugando, sin Ferrero. Y aquí vale la pena detenerse. Se podría objetar como caprichosa su no inclusión, tanto como la de Ortega alguna vez. De todos modos, no cambia tanto que jueguen él o Román. Sí cambiaría, por ejemplo, que River pasara a defenderse con tres y no con cuatro. Y ahí sí para mi gusto, Román, Maidana y Ferrero libre. No obstante, nadie pueda asegurar que ésa sea la fórmula del éxito. Si los volantes externos no recuperan, y dadas las ausencias del León y Acevedo (sólo queda Cirigliano para probar), no hay contención posible.


Cappa decide defenderse con la pelota. En el segundo tiempo de ayer, sacó al Burrito, algo que  “sotto vocce” muchos piden. Rearmó el fondo con línea de tres (cambio que también se le pedía).  Ferrari fue de volante por derecha, Rojas más adelantado logró romper por afuera varias veces, llegó al empate y jugó 15 minutos a gran ritmo, velocidad y presionando a un rival que sabe esperar y contragolpear, porque tiene jugadores para hacerlo. Como ese colombiano, que está un escalón más arriba que el resto de los 22. Que con tres o cuatro pelotas que toca hace la diferencia. El único recurso de anularlo es golpeándolo, cosa que hace bien Carusso no Cappa. ¿Error de Arano en el gol? Imposible de sacarle la pelota a un jugador que la protege de esa manera y tiene la definición en la cabeza. Giovanni, impecable, nada que reprochar al lateral millonario.


Pero volvamos a lo cambios. El partido que cambió de dueño rápidamente sufrió otra peripecia. Se lesionó el paraguayo Román y hubo que cambiar de planes. Ferrari fue de tres, Cirigliano de cuatro. La cosa no funciona. Racing que gana la banda izquierda en dos contras y Cappa que vuelve a reformular. Ballón viene a cubrir la zona izquierda y ahí sí Cirigiano hace de Almeyda, donde se siente más cómodo. Ferrari, vuelve a ser volante y River va. Ya, sin fuerzas pero va. Con Pavone dejando el alma, Lamela extenuado, Buonanotte intentando y Racing haciendo tiempo hasta el minuto final. Con los dos cambios que realiza para enfriar. Y el partido que languidece entre la impotencia y la bronca. Frente a un buen equipo que terminó festejando un empate como si fuera un equipo chico.


River tuvo más chances, igual hubo justicia en el marcador final. Conclusión: Será de “necio”, tal vez, pero siento una exagerada carga de responsabilidades sobre Cappa. ¡Si, ya se muchachos: Esto es River! Pero ojo, que esta realidad de River no es hija de él exclusivamente ni del Espíritu Santo. Cualquier técnico que venga y aborte las convicciones del toque, el arte, el engaño, la solidaridad, la triangulación, la movilidad, la cancha ancha y profunda, las pequeñas sociedades desequilibrantes, etc; será antes que “un vendedor de humo”c(como lo quieren descalificar a Don Angel) un  “Judas”. En fin,  lo que exige River a cualquier técnico es “ser protagonista”. Algo que parece tan fácil enunciarlo, pero que es mucho más complejo llevarlo a la práctica. Tomar las riendas del partido, de local o de visitante, que es lo que viene intentado este hombre íntegro de enormes convicciones e infinitas contradicciones, como las de todos nosotros.


Quien esto escribe es un abonado a los proyectos… no voy a mover un dedo para que la sangre llegue al río antes de tiempo. “Dirán que pasó de moda la locura… más yo seguiré soñando travesuras… dirán que la necedad nació conmigo… la necedad de vivir sin tener precio. Allá Dios, que será divino, yo me muero como viví”, diría Silvio Rodríguez. Pido perdón por mis necedades. Pero a veces me rebelan la confusión entre  “causas perdidas” e ideales. Hoy River anda “desangelado” como un pibe de la calle. ¡“No me importa nada…te vengo a alentar”!


Foto: Fotobaires.


 


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar