Cargando...

River y Cappa no encuentran el rumbo

River y Cappa no encuentran el rumbo

River y Cappa no encuentran el rumbo

POR ALOPEZ

El conjunto de Núñez sumó su quinto empate consecutivo y hace seis fechas que no gana. Esta vez fue 1-1 contra Racing, al que le alcanzó con un Giovanni Moreno a media máquina para complicar a La Banda. Los cambios de Cappa volvieron a resultar indiferentes y la gente despidió al técnico con insultos.


Se acabó. La paciencia del hincha de River para con Angel Cappa pareció haber encontrado el principio del límite esta tarde, frente a Racing. Es que al término del primer tiempo, con el 0-1 abajo, la platea San Martín despidió al entrenador con una catarata de insultos producto de la impotencia que genera el desconcierto de este equipo dentro de la cancha.


Desde el arranque del clásico, bastó con que el colombiano Moreno desparramara apenas una décima parte de su fútbol para desbaratar a un River mal parado en defensa y sumamente endeble en el mediocampo. Con Ballón y Cirigliano formando una dupla improvisada por Cappa, los desajustes que ofrecieron Arano y Román se hicieron aún más notorios sobre el área de Carrizo. A tal punto, que antes del cuarto de hora, JP ya había sufrido dos jugadas peligrosas (una del propio Moreno y otra de Bieler).


Entonces no llamó la atención cuando, a los 34 minutos, el crack de Racing puso el 1-0. De espaldas al arco, dio media vuelta sobre la apacible marca de Arano y clavó un zurdazo cruzado para vencer a Carrizo y dejar al equipo de Russo con ventaja en el marcado al término del primer tiempo. Fue ahí cuando llegó el primer ataque para Cappa, que se metió en el túnel sin siquiera levantar la vista del piso. Molesto y preocupado, dejó a un Ortega deslucido en el vestuario y sacó a su lateral fetiche para poner a Ferrero, aquél central que tanto le había rendido y que borró sin explicaciones mediante.


Esa renovación pareció darle un cambio de aire a La Banda, que encontró en un Buonanotte enchufado el empate inmediato que tanto necesitaba. Al minuto del complemento, el partido ya estaba 1-1, Racing se había replegado y Pavone iba a todas como si fueran la última. Pero el envión duró poco, River no lo pudo capitalizar y en seguida nomás volvió a mimetizarse con ese equipo sin ideas, claridad y desequilibrio incapaz de ganar un partido.


 


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar