Cargando...

Una apuesta ofensiva, a todo o nada

Una apuesta ofensiva, a todo o nada

Una apuesta ofensiva, a todo o nada

POR GBALCARCE

Angel Cappa pondrá volantes de más técnica que capacidad para la recuperación, por eso River deberá ser contundente en ataque si no quiere sufrir con un Racing que se presenta más equilibrado y que cuenta con la magia de Giovanni Moreno.


Juan Rodrigo Rojas, Josepmir Ballón, Erik Lamela y Ariel Ortega serán los mediocampistas de River, con funciones diferentes sin la pelota y una idea en común cuando la tenencia sea local: aprovechar los espacios, atacar y, como consecuencia de eso, generar situaciones de gol. Por supuesto que la premisa es lógica si se tiene en cuenta la obligación de obtener los tres puntos, pero también significa un riesgo enorme en caso de que la puntería esté torcida.


Racing presentará el mismo esquema (4-3-1-2), pero con futbolistas más aptos para la marca, permitiendo que Patricio Toranzo, el colombiano Moreno y el dúo de puntas (Gabriel Hauche y Claudio Bieler) tengan libertad absoluta en los últimos metros. La defensa estará conformada por cuatro marcadores centrales de naturaleza, mientras que José Luis Fernández aportará despliegue sobre la izquierda, con Claudio Yacob en el círculo central.


Al igual que la formación inicial frente a Gimnasia y Esgrima La Plata, Cappa reunirá tres piezas desequilibrantes en el medio, poniendo todas las fichas en la creatividad y la espontaneidad, ya que el funcionamiento aceitado es casi una utopía para un sector en el que los jugadores elegidos sólo acumulan dos prácticas consecutivas. De todas formas, la tentación será muy grande cuando se asocien en ofensiva, con las variantes de cada uno.


¿Cuál debe ser la principal arma de River en función del rival? El antecedente -tres goles- de Gabriel Funes Mori contra Racing es para tener en cuenta, así como también el rendimiento actual de Mariano Pavone y las jugadas que elaboren los demás. Sin embargo, el juego áereo de Adlaberto Román y los goles que metió Jonatan Maidana en las prácticas también son síntomas alentadores para las acciones con pelota parada.


La pegada de Toranzo y la categoría de Moreno son armas de temer cuando Racing tenga un tiro libre. Matías Martínez y los defensores restantes generarán preocupaciones con el sólo hecho de pisar el área en una acción detenida. River deberá poner mucha atención en esa faceta del juego, debido a que es uno de sus puntos débiles en defensa. Distinto escenario habrá cuando Ortega y compañía manejen el balón, pero la puntería será clave en un partido con jerarquía individual en los dos equipos.


Imagen: FotoBaires / Archivo.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar