Cargando...

Hay que mirar para adentro, Verón

Hay que mirar para adentro, Verón

Hay que mirar para adentro, Verón

POR MATIASBR

El capitán de Estudiantes, sin que nadie lo llamara, se metió en medio de la polémica por la brutal patada que Jorge Curbelo le dio a Erik Lamela y cuestionó la actitud del jugador de mostrar la herida ante las cámaras.

"Parecemos nenas. No da eso de que salga con los pantalones arremangados y se ponga delante de los fotógrafos para que les saquen fotos a los golpes. Si todos vimos la patada que le pegaron, eso no hacía falta. Si te dan un patadón, te la tenés que bancar". Así se expresó Juan Verón sobre la acción del domingo en Mendoza.

Si estas cosas indignan al ex jugador de la Selección Argentina, es raro que no haya descalificado de la misma manera los hechos todavía más graves de un compañero suyo, como Leandro Desábato, quien discriminó a un jugador brasileño, se metió con la enfermedad de Ariel Ortega y le dio un cabezazo por la espalda a Roberto Abbondanzieri. Eso no es de "nena", es de cobarde.

¿Acaso todas esas acciones no son más graves de lo que hizo Lamela, quien sólo mostró el grosero error de un árbitro ante una jugada en la que pudo haber salido muy lastimado? ¿Qué debería haber hecho? ¿Taparse toda la pierna para que nadie lo viera? Parece que Verón tiene los criterios cambiados.

En una polémica en la que no tenía nada que ver, Verón decidió figurar de todas maneras y vio el lado equivocado de la situación. Porque si a Lamela lo hubieran quebrado, Curbelo solamente hubiese visto la amarilla y todo seguía como si nada, pero como sólo fue un fuerte golpe, eligió tildar de llorón al pibe de River.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar