Cargando...

Ortega: "Cuando hay un quilombito acá, el que quedo pegado soy yo"

Ortega: "Cuando hay un quilombito acá, el que quedo pegado soy yo"

Ortega: "Cuando hay un quilombito acá, el que quedo pegado soy yo"

POR GBALCARCE

El Burrito, con malestar por las acusaciones, desmintió que haya tenido una fuerte discusión con Erik Lamela en el entretiempo del empate frente a Gimnasia y Esgrima La Plata, minutos antes de que Angel Cappa reemplazara al joven de 18 años.


Los pasillos del Monumental tenían un tema en común. Tan sólo un par de metros recorridos bastaban para entender que los socios e hinchas no le encuentran explicación a la salida de Lamela, quien realizó un buen primer tiempo y tuvo que dejarle su lugar a Diego Buonanotte. Muchos relacionaron el cambio a un posible encontronazo entre Ariel Ortega y el volante por izquierda (incluso se habló de que Mariano Pavone intercedió para separarlos), pero el ídolo jujeño negó las versiones.


"Quería aclarar eso. Contra Banfield también entré a las puteadas porque es la calentura del partido, pero yo jamás me peleé con un compañero en mi carrera futbolística. Esto es fútbol y puteo como cuando empecé a jugar y Astrada, Hernán Díaz y Comizzo me reputeaban. Pero cuando termina el partido, se acabó. Son cosas que te ensucian y te dan bronca. No hubo nada, ni discutí con él. Y menos con Erik, es un pibe al que quiero mucho, le tienen que preguntar a él", aseguró Ortega.


En declaraciones a La Red, el Burrito argumentó su enojo del entretiempo y manifestó que no piensa dejar mal parado a un integrante de su equipo: "Entré a las puteadas porque no hacíamos los goles, pero insultar a un compañero y encanarlo jamás lo hice ni lo voy a hacer". Además, destacó el rendimiento de Lamela: "Creo que Erik estaba haciendo un buen partido y, desde que empezó a jugar, está haciendo un buen torneo, son decisiones del entrenador".


Con una cuota de fastidio por todo lo que se habló durante las últimas horas, el capitán de River expresó su malestar por las acusaciones. "Acá, cuando hay un quilombito, el que queda pegado soy yo. No me quiero poner en víctima, pero no pueden involucrarme con un pibe que está jugando y al que quiero apoyar como a los demás, porque son el futuro de River", se quejó Ortega, quien fue el primero en salir del vestuario y, como siempre, firmó varios autógrafos.


Sin embargo, Ortega también aprovechó para analizar el presente futbolístico de River y respaldó la idea de Cappa. "El convencimiento es de todos, a nosotros nos gusta jugar así, más allá de que no nos gusta que nos lleguen tan claro. Si te ponés en ventaja, es distinto. Yo prefiero jugar con chicos que jueguen bien. Eso te lleva trabajo y se nos lesionó el Pelado, que le da el equilibrio al equipo. La propuesta del técnico es muy buena, a mí me gusta. Si acá no ganás, te van a reputear, son las reglas del juego".


Imagen: Matías Pozzi / La Página Millonaria.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar