Cargando...

Vélez, ser chico a los cien años

Vélez, ser chico a los cien años

Vélez, ser chico a los cien años

POR ALOPEZ

A poco de haber cumplido un centenario de vida, la gente de Liniers da cátedra sobre cómo ser y mantenerse como un club de barrio. Prohibiciones absurdas, tribunas cerradas y visitantes restringidos marcan la idiosincrasia velezana. Y encima, ¡sueñan con ser el sexto grande!

La década del 90 los mareó. En el 93 recién habían ganado su segundo título local y ahora, apenas 17 años después, andan con aires de institución modelo. Vaya uno a saber de qué, porque -sacando vaivenes futbolísticos- la mentalidad y el accionar de Vélez como club dista años luz siquiera de corregir alguna de todas las carencias que abundan en el fútbol argentino.

Las pruebas estuvieron a la vista ayer, en Liniers, donde la dirigencia velezana volvió a dejar sus dos plateas altas completamente vacías para que el escueto público fortinero se amontonara en la popular local y las plateas bajas. Como para que las cámaras reflejaran esa sensación de lleno que pocas veces pudieron lograr.

Aunque el colmo de lo racional estuvo en que tampoco permitieron que esas tribunas fueran ocupadas por la parcialidad visitante. Huracán, un grande por historia y derecho, le cedió a River 10 mil localidades del Ducó aún a sabiendas de la invasión riverplatense que ello implicaría. En cambio, Vélez apenas habilitó un cuarto de la platea sur alta, como para sacarse de encima el pedido de la directiva millonaria.

Y como no podía ser de otra manera, a esa platea la cobraron 150 pesos y los servicios que brindaron consistieron en "acomodadores" que prepotearon a la gente, al punto de arrancarle las entradas de las manos, y baños inundados desde una hora antes de que empezara el partido. Lo mismo ocurrió en la popular, donde además la asistencia médica brilló por su ausencia.

Pero en lugar de preocuparse por esos aspectos tan importantes cómo básicos, relacionados a la comodidad, seguridad y el bienestar del espectador, en Vélez se preocupan por pequeñeces acordes a su condición de club chico. Como el maltrato a la prensa partidaria del rival, prohibiéndonos trabajar y alegando excusas absurdas para el 2010. Aún así, pese a las trabas que nos impuso este equipo centenario y chiquito a la vez, desde La Página Millonaria buscamos las alternativas que estuvieron a nuestro alcance para acercarte la mejor cobertura posible.


 


Mirá el GigaPan de la tribuna de River en Liniers


Mirá las fotos de la gente de River en Vélez


Foto: La Página Millonaria


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar