Cargando...

De acá de Núñez, salió el nuevo… ¡campeón!

De acá de Núñez, salió el nuevo… ¡campeón!

De acá de Núñez, salió el nuevo… ¡campeón!

POR ALOPEZ

La gente de River se embaló con el tercer triunfo al hilo y demostró que -pese a que el torneo recién empieza- está súper ilusionada con el campeonato. Sin dudas, se trató de una reacción prematura, pero que no sólo refleja entusiasmo, sino también confianza en un equipo que en las tres primeras fechas entregó momentos de fútbol y, en especial, mucha actitud. Así, a la altura de lo que la camiseta demanda.


Promediaba el segundo tiempo y el equipo de Cappa ganaba cómodamente por 3-1, cuando desde el corazón de la Sívori alta surgió un canto que enseguida nomás se propagó hasta tronar por todo el Monumental. “Sí, sí, señores, yo soy de River, yo soy de River de corazón, porque este año de acá de Núñez, de acá de Núñez salió el nuevo campeón”, reventaron las gargantas de los 60 mil hinchas millonarios que volvieron a copar el Antonio Liberti.


Sí, aquél histórico grito que resonó tantas veces por el Monumental y que hacía mucho tiempo que no se escuchaba, volvió a retumbar con fuerza por todo el barrio de Núñez. Pero esta vez cargado de un optimismo que ni siquiera llegó a sentirse con el River campeón del Cholo Simeone, y que resultó un tanto extraño porque tres semanas atrás en lo único que se pensaba era en la tabla de abajo. 


Después del partido, Ferrero lo catalogó de “prematuro” y nadie se lo discute, ni siquiera los hinchas que lo cantaron. Porque es real que fue impropio para una tercera fecha de campeonato, pero cómo evitar que la gente de River se entusiasme con este presente inesperado. Acaso, hace cuánto que La Banda no arranca un torneo ganando tres partidos seguidos, bajo un clima de tranquilidad y confianza que en los últimos años resultaron utópicos para el Mundo River.


De ahí entonces que el hincha se ilusione, que River haya contado con el respaldo de más de 130 mil personas en tres partidos y que el Monumental haya vuelto a escuchar ese grito típico de sus mejores épocas de gloria. Ahora, qué va a pasar de acá al domingo que viene o al final del campeonato, es imposible saberlo. Pero mientras tanto, si no se pierde el rumbo ni el objetivo "partido a partido", siempre es mejor mantenerse ilusionado.


Imagen: La Página Millonaria.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar