Cargando...

Huracán, el exponente de un partido con dos hinchadas

Huracán, el exponente de un partido con dos hinchadas

Huracán, el exponente de un partido con dos hinchadas

POR ALOPEZ

El club de Parque Patricios le entregó a River alrededor de 10 mil localidades para el domingo, atendiendo una necesidad de la institución de Núñez ante la gran demanda de entradas que generaron sus hinchas. Un claro ejemplo de coherencia y de que cuando se quiere, se puede.

Con simples y pequeñas medidas se puede solucionar una enormidad de problemas sin sentido que caracterizan al fútbol argentino. La restricción sobre la parcialidad visitante es uno de ellos. Acaso, ¿cuánto ha disminuido la violencia desde que se implementó esta política absurda y propia de aquellos que -por incapacidad e inoperancia- buscaron la solución más sencilla a la hora de ejercer sus cargos?

Nada. Aún con sólo tres mil hinchas de la parcialidad visitante, el fútbol fue víctima de batallas campales dentro y fuera de los estadios. Y la prueba de ello está en que desde 2004 (año en el que se dio el puntapié inicial para propagar esta medida) hubo 37 muertes, incluida la del barra argentino en Sudáfrica. Entonces, estando a la vista de todos que la cantidad de público visitante no implica ni resuelve la violencia, bienvenida sea la coherencia de los dirigentes de Huracán para reabrirle las puertas a sus rivales.

Lo hicieron el campeonato pasado con Argentinos y lo repitieron ahora con este River ultra convocante, que viene de meter 60 mil personas en el Monumental en la primera fecha del campeonato y que ya agotó las entradas para copar Parque Patricios el próximo domingo. No hay dudas que el factor económico jugó un papel fundamental en la decisión quemera, con la que Huracán se aseguró una recaudación aproximada de 400 mil pesos sólo con los hinchas de River.

Pero qué sentido tiene mantener la postura de Racing, por ejemplo, que deja media popular a modo de pulmón y después amontona hasta al hartazgo a los hinchas visitantes en dos metros cuadrados. Incluso, la última vez que River fue a Avellaneda, quedaron hinchas con entradas en mano viendo el partido desde afuera. Lo mismo hacen Vélez, Lanús y Boca, entre tantos otros que se empecinan por mantener esa medida ya obsoleta. Por eso hay que resaltar y celebrar el gesto de Huracán, porque ejemplifica y da la pauta de que todavía se puede soñar con un partido con dos hinchadas.


Imagen: La Página Millonaria.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar