Cargando...

Tricampeones en 1980

Tricampeones en 1980
07/08/10HISTORIA

Tricampeones en 1980

POR PNOGUEIRA

El jueves 7 de agosto de 1980, River Plate derrotó a Tigre por tres a uno en el Monumental y, favorecido por otros resultados, se quedó con el Campeonato 1980, denominado en esa oportunidad “Cuarto Centenario de la Segunda Fundación de la Ciudad de Buenos Aires”, consiguiendo por segunda vez en la historia millonaria ganar tres campeonatos seguidos.


Después de quedarse de manera brillante en 1979 con el Metropolitano y con el Nacional, logrando el bicampeonato de ese año, River encaró 1980 con el doble objetivo de lograr la por ese entonces aún esquiva Copa Libertadores en el plano continental y también con la meta de lograr el segundo tricampeonato, logro que se había logrado por última vez en el fútbol argentino por otro elenco millonario, el gran equipo de 1955-56 y 57.


Al rico plantel que integraban entre otras muchas figuras: Fillol, Passarella, Saporiti, Pavoni, JJ López, Merlo, Alonso, Commisso, Carrasco, Pedro González, Luque, Ramón Díaz y Ortiz; se les sumó el Conejo Alberto César Tarantini y Juan Carlos Milonguita Heredia para reforzar aún más el plantel dirigido por Ángel Labruna.


En las primeras fechas, y a pesar de la sobrecarga de partidos jugados al luchar en los dos frentes, River, tras empatar los dos primeros cotejos, logró cinco triunfos consecutivos, entre ellos la histórica goleada en la Bombonera. Tras ello, sin embargo, entró en la irregularidad, alternando buenos partidos, con algunos desempeños algo preocupantes que coincidieron con la eliminación de la Libertadores a manos de Vélez.


Pero al empezar la segunda rueda, y ya con el objetivo del tricampeonato entre ceja y ceja, el equipo fue ampliando la distancia con sus perseguidores, que eran tres cuadros chicos que cumplieron notables campañas: Argentinos Juniors, Platense y Talleres de Córdoba. Al gran triunfo contra Boca (fecha 23) en el Monumental por 2-1 con goles de Passarella y Luque, le siguieron tres victorias decisivas, dos de ellas contra los perseguidores: 2-0 a Platense como visitante (Luque y Ramón Díaz), 2-0 a Racing como locales (Pedro González y Luque) y el crucial 1-0 a Talleres, que en ese momento era escolta, al que se le ganó en el Chateau Carreras con tanto de Pedro González y en una excelente actuación de todo el equipo. River iba directo al título, y a pesar de caer con Huracán en casa (el Globo le ganó los dos partidos del torneo, igual que Argentinos Juniors), el objetivo no iba a tardar en llegar. Fue muy importante el triunfo en el José Amalfitani ante Vélez por la fecha 28 (Passarella de penal) porque sirvió para vengar la eliminación copera y la derrota de la primera rueda. El festival de goles frente a All Boys (5-0) y Quilmes (3-1), una buena igualdad en Santa Fe ante Unión y otro decisivo gol de Passarella para ganar a Newell’s en Rosario fueron el preludio del gran festejo. El domingo 3 de agosto River tuvo fecha libre, pero el jueves 7 había otra jornada (la 34) y si se daban algunos resultados, podía haber vuelta olímpica en el Monumental ante Tigre.


Y se dio nomás. Platense tenía fecha libre, por lo que no podía sumar puntos; Argentinos Juniors cayó ante Unión en Santa Fe y Talleres no pudo pasar del empate ante Central en Córdoba. Los resultados externos ayudaron, mientras que en el Monumental, River derrotaba, no sin esfuerzos, a un Tigre que descendió tras el final del encuentro. Los dirigidos por Labruna presentaron a su equipo de gala: Fllol; Saporiti, Pavoni, Passarella y Tarantini; JJ López, Merlo y Alonso; Pedro González, Luque y Commisso. A los 11 minutos, River se puso en ventaja luego de que el defensor Ros interceptara un pase de Luque a Alonso y venciera su propia valla, defendida por Sergio García, arquero que un año antes había sido titular en el título mundial juvenil obtenido por Argentina en Japón. Sin embargo, a los 37 igualó Márquez de tiro libre. En la segunda parte, y mientras el público le hacía saber a los jugadores que todos los resultados se estaban dando para salir campeones, al cuarto de hora, el Nene Commisso puso el 2-1 con un cabezazo tras centro de Pedro González. A los 33, Luque cerró el resultado tras eludir a García y convertir desde un ángulo muy cerrado. El juez Del Bello marcó el final y el contraste en el césped fue conmovedor, pues mientras los jugadores de River festejaban el tricampeonato, los de Tigre lloraban por el descenso.


El grito de ¡River campeón! tantas veces postergado durante los 18 años de ostracismo, llegaba por sexta vez en un lustro y nada menos que cuatro fechas antes de terminar el torneo. El equipo dio la vuelta olímpica ante su gente, festejo que se repitió una semana después en Avellaneda contra Independiente y que terminó con una celebración enorme en el último partido contra Ferro, en dónde se entregó la copa especial que conmemoraba el cuarto centenario porteño y que dio nombre el torneo. Dicho trofeo se puede ver actualmente en las vitrinas del hall central del Monumental.


En la foto, el equipo que jugó contra Newell's por la fecha 13. Arriba: Saporiti, Giudice, De los Santos, Pavoni, Héctor López y Fillol. Abajo: Pedro González, Omar Labruna, Ramón Díaz, J.J. López y Ortiz.


Agradecimiento: Javier Roimiser 


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar