Cargando...

¡La historia se repite! River humilló a Boca en otra copa y gritó campeón

¡La historia se repite! River humilló a Boca en otra copa y gritó campeón

¡La historia se repite! River humilló a Boca en otra copa y gritó campeón

POR SANTIAGO MARANI

River fue decisivo en momentos puntuales y, gracias a los goles de el Pity, Scocco y una sensacional actuación de Armani, le ganó 2-0 a Boca y lo humilló una vez más en una Copa. ¡Dale, campeón, dale campeón!

El partido comenzó siendo muy luchado. Ambos equipos se tuvieron respeto y ninguno se atrevió a arriesgar demasiado. Quizás, el conjunto de Guillermo Barros Schelotto se animó a avanzar más que River, que estuvo bien atento a la marca y sobre todo a los ataques de Cristian Pavón.

Pero con el correr de los minutos, La Banda logró acomodarse gracias a una acción: a los 15 minutos, Gonzalo Martínez metió una pausa en el área del rival e Ignacio Fernández tomó la pelota. Inmediatamente, Edwin Cardona apenas tocó a Nacho y Patricio Loustau cobró penal.

El Pity tomó la pelota y no falló. Eligió el palo derecho de Agustín Rossi y marcó el 1-0 en Mendoza. Boca intentó reaccionar, pero no generó demasiadas ocasiones de peligro. Y Franco Armani se mostró seguro en las pelotas que le remataron.

A pocos minutos del final de la primera parte, Martínez estuvo muy cerca de convertir el segundo tanto de la noche con un disparo que le tapó Rossi.

En la segunda mitad, La Banda estuvo un poco incómoda con los avances del eterno rival. Sin embargo, Armani se vistió de héroe y sacó absolutamente todo lo que le tiraron a su arco. Sí, el equipo de Barros Schelotto llegó con claridad: tuvo un mano a mano y varios cabezazos que despejó el exarquero de Atlético Nacional.

Pero el Más Grande tuvo una carta más que fue letal: Ignacio Scocco, que ingresó en lugar de Pratto, estuvo en el momento y el lugar indicado. Ignacio Fernández condujo un buen contragolpe, y el Pity Martínez asistió a Nacho, que la empujó y desató la locura de todo Mendoza.

El eterno rival no reaccionó y apostó por los pelotazos. Pero la defensa, que este partido se mostró muy sólida, fue impenetrable. Claro, con un Armani totalmente iluminado. Así se escribió esta historia: River conquistó la Supercopa Argentina y humilló a Boca, una vez más, de la mano del Muñeco. ¡Dale, campeón, dale campeón!


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar