Cargando...

"El socio fue el principal motor de resurgimiento de nuestra economía"

07/09/17ENTREVISTAS

"El socio fue el principal motor de resurgimiento de nuestra economía"

POR GERMÁN BALCARCE

Ballotta, tesorero de River, le aseguró a La Página Millonaria que aquellos que abonan la cuota mensual cumplieron un papel indispensable para salir adelante luego de un profunda crisis. Además, explicó las claves del Presupuesto aprobado hace 13 días y analizó la situación del club.

Tres años y casi nueve meses de gestión, Andrés Ballotta se muestra satisfecho por la reconstrucción económica de River. Si bien todavía resta mucho trabajo por delante, el tesorero celebra el modo en que se revirtió un panorama de asfixia financiera que hasta puso en jaque al club al punto tal de recibir la recomendación de recurrir a una convocatoria de acreedores.

Luego de que se aprobara por mayoría el Presupuesto 2017/18 en la Asamblea de Representantes de Socios, Ballotta conversó con La Página Millonaria para poner en contexto la situación económica del club de Núñez y explicar por qué atraviesa un buen presente, según la dirigencia. Además, habló sobre los diferentes tipos de ingresos y resaltó la importancia que tuvo el socio de River para dejar atrás la profunda crisis.

-¿Cómo es la situación económica de River en este momento?
-Este Balance que cerramos en agosto de este año refleja que la institución tiene hoy el patrimonio más grande del fútbol argentino y es el club de mayores ingresos. La verdad que es un profundo orgullo poder presentar un balance de estas características. Se están cumpliendo cuatro años de esta gestión: cuando llegamos, allá por diciembre de 2013, los abogados opinaban que el club tenía que presentarse en concurso y le decían al presidente D'Onofrio que ésa era la mejor alternativa, debido a la difícil situación económica-financiera que el club tenía. La verdad que la decisión política del presidente, con mucho coraje, fue decir que él no había llegado a este club con esta Comisión Directiva para presentarse en concurso y que el camino del saneamiento económico era largo y arduo, pero era el que íbamos a implementar. En estos cuatro años recorrimos ese camino, por eso digo que la situación económica actual para nosotros es un profundo orgullo por el club que tomamos y el club que estamos dejando en diciembre de este año.

La institución tiene hoy el patrimonio más grande del fútbol argentino y es el club de mayores ingresos

-¿En qué consiste el Presupuesto que viene antes que el próximo Balance?
-Para este Balance que cerró en agosto estamos proyectando un nuevo superávit de más 150 millones de pesos. Como siempre digo, más que hablar de este Balance puntual, es inevitable ver la foto y película de estos cuatro años porque en materia económica y financiera no hay soluciones mágicas. Fue un camino lento, de un paso a paso, en el primer año se evitó el concurso de acreedores, refinanciando pasivos, haciendo el Fideicomiso financiero. En el segundo año dijimos que el objetivo era empezar una etapa de crecimiento, eso ocurrió con la recuperación institucional del club. Nosotros encontramos un club que facturaba 350 millones de pesos, allá por el 2013, y hoy el club está facturando más de 1.500 millones. El pasivo, que en el 2013 era una vez y medio los ingresos del club, hoy es medio año. Han mejorado todos los índices económicos y financieros del club. Creo que el gran dato de este Balance, que para nosotros representa una enorme satisfacción, es que el club ha cancelado todas las deudas financieras bancarias. Un club como el nuestro tuvo el costo financiero como gran karma en los últimos 20 años: River pagaba más de 100 millones de pesos al año de intereses bancarios, es decir casi el 100% de lo que recaudábamos de cuota social se destinaba a saldar los intereses financieros que el club tenía. Haber podido terminar esta gestión diciendo que el endeudamiento financiero es cero y dejar el club sin ese costo financiero, creo que es la posibilidad que tiene el club de entrar en una vida de sustentabilidad económica muy importante.

-Cuando esta gestión asumió, el déficit mensual era de 12 millones de pesos, ¿en cuánto se encuentra hoy?
-Esa situación, que era el gran karma que tenía el club en las últimas décadas, ese déficit financiero crónico y creciente que tenía, ha sido revertido. En los últimos tres ejercicios hemos podido tener un superávit que excedió los 100 millones de pesos. Esto nos ha permitido también empezar a hacer una inversión muy grande en obras. Si uno tiene la posibilidad de recorrer el complejo de Ezeiza, es un verdadero orgullo para el club la inversión que existe ahí en materia de fútbol profesional. Se está haciendo lo mismo en Hurlingham para un complejo de fútbol amateur. Se está recorriendo un camino fuerte de inversión en estas obras de infraestructura después de muchísimos años de subinversión en materia de infraestructura del club. En este mercado de pases el club jugó fuerte una vez más, hoy existe un plantel profesional de alta jerarquía. Todo esto con recursos genuinos del club, que está desendeudado en AFA, tiene las primas al día con el plantel y hoy sin deuda financiera. El Balance va a reflejar todas estas variables.

-Con el tema del Balance siempre surgen algunas dudas sobre la relación entre el patrimonio y el pasivo, que por ahí continúa aumentando en su cifra, pero River también tiene más herramientas económicas para combatirlo, ¿cómo se puede explicar esto?
-Cuando uno ve un estado contable, no en River sino en cualquier organización, no puede ver solamente el pasivo. El pasivo es un aspecto más de un Balance que hay que verlo con relación al activo. Esa diferencia está dada por el patrimonio neto. Por eso los clubes que tienen en sus estatutos la posibilidad de medir la responsabilidad dirigencial, lo eligen con esto, con el patrimonio neto. Sé que esto es muy técnico, el patrimonio neto es la diferencia entre el activo y el pasivo. Allá, por 2013, nosotros encontramos un club que tenía un patrimonio neto negativo de 200 millones, es decir que las deudas que tenía el club superaban todos los activos en 200 millones.

-Si el club vendía todas sus instalaciones, no lograba cubrir la deuda que tenía, ¿era así?
-Si el club ejecutaba todos sus bienes, no lograba cubrir la deuda que tenía. Hoy estamos dejando el club con el mayor patrimonio del fútbol argentino. Estos resultados positivos que tuvimos en los últimos tres años han permitido revertir esos 200 millones negativos que nos encontramos al principio y tener un patrimonio que representa la verdadera envergadura que tiene este club.

River pagaba más de 100 millones de pesos al año de intereses bancarios

-¿Cómo se hace para encontrar un equilibrio a la hora de retener a un jugador, pero sin hipotecar la parte económica del club en los contratos?
-No es fácil, y obviamente es menos fácil después de los procesos exitosos futbolísticos afortunadamente que ha tenido el club. Eso hace que nuestro plantel tenga una jerarquía muy importante y muchísimos clubes estén interesados en contar con los servicios de nuestros jugadores. Hay que estar permanentemente arriba de los contratos de nuestros jugadores, viendo la posibilidad de ir mejorándolos en función de la actualidad y también las cláusulas. River hoy ya no vende cuando el de afuera quiere, sino que en todo caso vende cuando quiere o cuando la situación deportiva del jugador así lo exige. Eso nos da una fortaleza para pararnos y solicitar que, como mínimo, el piso es la cláusula que tienen los contratos de nuestros jugadores.

-En este mercado de pases, River perdió porcentajes de diferentes jugadores, caso Tomás Martínez, la transferencia de Germán Pezzella, ¿cuál es la política del club en cuanto a este tema?
-En determinadas ventas que se han hecho en el pasado, existían porcentajes de los cuales River todavía seguía siendo poseedor de derechos económicos de esos jugadores. Obviamente la gran inversión que se hizo en este mercado de pases hace que la estrategia económica y financiera sea concentrar los recursos en los jugadores que están hoy en el actual plantel. Y si a eso le sumamos la actualidad de algunos jugadores que se están moviendo en el mercado europeo, sobre los cuales River tenía algún porcentaje, la idea fue usar esos recursos que no están usándose deportivamente en el plantel profesional para también disponer y no malgastar los fondos que hoy implica tener un plantel de la jerarquía que hoy tenemos.

Las deudas que tenía el club superaban todos los activos en 200 millones

-En su momento el 6% de la torta anual de ingresos de River correspondía a los derechos de televisión, ahora son nueve millones de pesos mensuales con la Superliga, ¿el ingreso de la TV incrementó su porcentaje o no?
-La verdad que no. Desde el 2013 para acá nosotros hemos mejorado todas las fuentes genuinas de financiación. El socio de River es el que ha sacado económicamente adelante al club con su aporte de cuota social y sus aportes para el espectáculo en materia de entradas. Eso siempre lo recalca esta gestión porque hoy River tiene la independencia económica y financiera gracias al socio de River que fue el principal motor de resurgimiento de nuestra economía. La segunda gran variable que hemos tenido son todos los ingresos relacionados al marketing. Cuando llegamos, allá por el 2013, el marketing de River no era más de un 10% de nuestra torta porque no tenía la profesionalización que requería el manejo y la monetización de la marca River. Se ha hecho un trabajo muy serio y se ha llevado ese porcentaje a estándares internacionales. Lamentablemente, la televisación, que es una variable que no comercializa River y que la tiene cedida a la AFA y la Superliga como el resto de los clubes argentinos, para River, a diferencia de otros clubes como en Europa, no representa un 7% u 8% de los ingresos cuando en el mundo es casi un 30%. Ahí hay un campo para seguir mejorando. Ojalá que vía la Superliga y la profesionalización en el manejo de esos recursos se pueda empezar ese camino de crecimiento porque es una variable muy importante para poder seguir teniendo calidad en nuestro espectáculo y poder mantener el plantel que hoy tenemos y al que uno aspira.

-La intención no es revolver el pasado ni mucho menos, ¿pero hay algún ejemplo de situaciones difíciles que le tocó afrontar a esta gestión cuando heredó la parte económica de la gestión anterior?
-Vamos a hablar de que todos aprendimos de lo que ocurrió en el pasado. Me quiero referir en materia económica y financiera al Presupuesto del club, que es una verdadera herramienta de gestión para la toma de decisiones. A los que nos tocó ver presupuesto del club hace muchos años, uno empezaba diciendo a ver el Presupuesto diciendo, ¿este Presupuesto tiene la venta de un jugador que todavía está en el club? ¿Tiene ventas en sociedades offshore? ¿Dónde está la trampa en la mecánica de este presupuesto? Hoy nadie discute eso. Todos saben que el Presupuesto y las variables que se usan de presupuestación en materia de proyección de ingresos deportivas son todas hechas a conciencia y seriamente. Uno podrá estar en desacuerdo con una política económica, pero no en la técnica ni la metodología de presupuestación con lo cual es un estándar alto y queda la vara alta en materia de seriedad en la gestión económica y financiera. Eso es un verdadero orgullo y, como creo que en otras áreas, hemos aprendido de los errores del pasado en materia económica y financiera también. Hemos podido implementar un modelo de sustentabilidad económico y financiero, hemos pasado de ser un club con un círculo vicioso, con el déficit operativo que decías, a hoy tener un círculo virtuoso.

El socio de River es el que ha sacado económicamente adelante al club con su aporte de cuota social y sus aportes para el espectáculo en materia de entradas

-Recién manifestabas que el marketing por ahí se puede potenciar, ¿qué méritos considerás que tiene esta gestión en el gran crecimiento económico de River y en qué sentís que se falló y se debe seguir mejorando?
-Creo que en materia de ingresos en marketing y un montón de variables que hacen al espectáculo, la eliminación de entradas de protocolo, de entradas de favor. Antes había un sector ocupado de la cancha que no contribuía al espectáculo. Todo se ha terminado y se refleja esa transparencia en los números del club. Para mejorar, siempre hay que seguir mejorando. En mi caso no voy a poder continuar como tesorero porque ya estatutariamente termino mi mandato en diciembre, pero existe un grupo de trabajo que tiene amor y vocación para River. Hay que seguir trabajando siempre con la misma humildad sabiendo el camino a recorrer todavía es mucho.

-Gallardo habló de un proyecto de River a nivel deportivo e institucional. Da la sensación de que no sólo se apunta al plantel profesional, sino también a las Inferiores en la infraestructura ¿cómo es eso? ¿A qué se refiere puntualmente?
-Creo que Marcelo lo que ha empezado a hacer desde que llegó a River es un proyecto con una visión superadora en todo aspecto. Todo lo que es la obra que existe en Ezeiza es una obra que ciertamente tiene su sello porque él, más allá de un resultado puntual o coyuntural de un partido de fútbol, mira un proyecto de mediano plazo que tiene sus aristas en fútbol amateur, en fútbol profesional, la infraestructura relacionada con todos esos aspectos. Él, como líder, en ese aspecto es el que lleva ese proyecto adelante y, obviamente, en el intercambio con los dirigentes vamos construyendo eso en el día a día.

-A Gallardo le incomoda el tema de preguntarle por su futuro, si sigue o no. Cada vez que habla da indicios de que puede llegar a continuar en River, ¿ya hubo alguna conversación preliminar para renovarle el contrato o nada de nada?
-Vos sabés que por suerte en River cada uno habla del tema que le compete, y el mío es el económico y financiero, y no por esquivar esa pregunta. Entiendo que lo mejor que podemos hacer es dejarlo trabajar a Marcelo en lo que está trabajando. Él ya sabe cuál es el deseo, no solamente de los dirigentes, sino de todo el mundo River. Pero creo que hay que seguir trabajando de la misma manera que estamos trabajando hasta ahora, concentrados en el presente.


+ D'ONOFRIO: "River nunca usó la cláusula de salida para comprar un jugador"

+ UNA BAJA CONSIDERABLE: Ariel Rojas se perderá el partido frente a Banfield

+ IVÁN ALONSO: el uruguayo habló por primera vez desde que se fue River


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar