Cargando...

Cada vez más lejos

Cada vez más lejos
POCO Y NADA. River no jugó nada bien y volvió a quedar en deuda. (FOTO: FotoBaires)
PORdomingo
12/03/2017

River no sólo perdió terreno en la tabla de posiciones, sino que también en la parte futbolística. Ofreció una imagen bastante pobre en el Monumental, donde empató 0-0 frente a Unión, por la fecha 15 del Campeonato 2016/17.

Lejos. Una palabra define la situación del Más Grande en el plano local. Quedó lejos de la punta, nada menos que a 11 unidades, y lejos de un rendimiento colectivo e individual que le permita aunque sea ilusionarse con un futuro positivo en el ámbito doméstico. A excepción de la inexorable falta de competencia, también vigente para Unión, no existen excusas para justificar el flojo papel. Desde luego que sí se puede mencionar como atenuante la ausencia de un equipo 100% titular.

A River le costó ejercer un protagonismo frente al Tatengue. Generalmente, estuvo desconectado del medio hacia adelante. Por momentos causó algo de entusiasmo, sobre todo al principio del segundo tiempo. Hasta coqueteó con el gol a los ocho minutos, cuando un zurdazo de Ignacio Fernández dejó la duda acerca de si la pelota picó o no adentro, tras impactar en el travesaño, y un posterior derechazo de Carlos Auzqui obligó a que Nereo Fernández se luciera. Ese pasaje fue una suerte de oasis en el desierto futbolístico de la gestación ofensiva.

Sin Jorge Moreira, Jonatan Maidana, Leonardo Ponzio -los tres afuera de la lista, aunque el marcador central por la suspensión- ni Lucas Alario, que entró en la última media hora, River sufrió algunos inconvenientes. Atrás, por ejemplo, Lucas Martínez Quarta brindó seguridad, pero Luciano Lollo quedó expuesto en la falta de competencia. La pelota parada rival generó demasiada preocupación y Augusto Batalla se erigió como figura: le sacó un remate a Manuel De Iriondo, le ganó en velocidad a Lucas Gamba y tapó un mano a mano frente al ingresado Guido Vadalá.

Si el arquero fue determinante refleja que el Millonario no mostró demasiado. Impreciso en todas las zonas -también hubo mérito de Unión, cuyo 4-4-2 cubrió bien el medio-, dependió de alguna combinación aislada, como una triangulación de Carlos Auzqui y Camilo Mayada que culminó en tiro elevado de Rodrigo Mora, o la media distancia, caso Nacho. Sebastián Driussi retrocedió más de la cuenta, Gonzalo Martínez desequilibró pocas veces y no pudo obligar a que Emanuel brítez, con tres expulsiones en el torneo, viera al menos una tarjeta amarilla.

A pesar de los riesgos que Marcelo Gallardo asumió sobre el cierre, cuando sacrificó al único volante de contención (Joaquín Arzura) para darle lugar a un hombre pensante como Ariel Rojas y, además, apostar por dos centrodelanteros como Alario e Iván Alonso para esperar algún centro preciso de Mora o el Pity, River no pudo. Hasta corrió peligro de perder en el final. Batalla impidió que así fuera, aunque poco sirve el punto para un Millonario que está lejos de la punta, a 11 unidades de Boca. Y lejos de haber conformado futbolísticamente...

+ ¿Fue gol o no fue gol de Fernández?

+ JUGADOR X JUGADOR. Los puntajes luego del pálido empate.

+ LAS FOTOS. Las mejores imágenes del empate de River.

+ ¿FUE GOL? La polémica en el remate de Nacho Fernández.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar