Cargando...

Los errores propios y ajenos condenaron a River

Los errores propios y ajenos condenaron a River

Los errores propios y ajenos condenaron a River

POR FEDERICO LÓPEZ FREY

El Millonario jugó muy mal y mereció perder ante Newell's, pero el dudoso penal que cobró el árbitro Trucco fue lo que inclinó la balanza, que estaba equilibrada gracias a un inmenso Batalla.

El arranque mostró a dos equipos comprometidos en ataque, con la clara intención de golpear de entrada, pero imprecisiones de ambos lados impidieron la creación de situaciones de gol en los primeros minutos.

Recién a los 9 avisó River, con un buen cabezazo de Sebastián Driussi que contuvo en dos tiempos el arquero rival. A los 13 respondió Newell's, con un zurdazo de Mauro Formica que Augusto Batalla tapó sin dar rebote.

El arquero de River volvió a salvar al Más Grande dos minutos después, sacando abajo a su derecha un cabezazo que entraba al lado del palo. El juvenil la despejó al corner y mantuvo invicta la valla millonaria.

A los 23 llegó el milagro en el área del Más Grande. Ignacio Scocco quedó mano a mano, definió y Batalla llegó a despejar, pero Maxi Rodríguez apareció sólo por el otro costado y, con el arco libre, no pudo meterla: la pelota cruzó toda la línea hasta llegar a las manos del arquero.

+ Las atajadas de Batalla:

Y en la larga siesta riverplatense, Formica tuvo otro mano a mano a los 37 minutos, pero Batalla se agigantó una vez más y le impidió abrir el marcador ante una defensa errática y estática. ¿Más? Sí, a los 43 atoró a Maxi y ahogó, por enésima vez, el grito de Newell's. Sólo por él, La Banda se fue al descanso 0 a 0.

Pero, en el arranque del complemento, el árbitro Trucco tuvo un error garrafal y vio una mano inexistente de Camilo Mayada dentro del área. Penal y gol de Newell's, que lo merecía, pero no había podido lograrlo por el enorme trabajo de Batalla.

Y, como viene sucediendo, el golpe sacudió a River, que al menos se despertó y se adelantó en la cancha, aunque sin precisión. El Millonario comenzó a presionar y manejar la pelota, pero no logró llegar con peligro al arco rosarino.

Sin embargo, fue Newell's el que volvió a estar a punto de gritar, con un derechazo de Rodríguez, a los 22 del complemento, que Batalla -¡qué partido!- rozó para que la pelota diera posteriormente en el travesaño.

No hubo tiempo para más. Si bien fue el árbitro quien influyó directamente en el resultado, River no debe quedarse con eso. El nivel colectivo fue muy malo y será más que complicado pelear por cosas importantes en este campeonato si no se reacciona. Aún estamos a tiempo.

+ PENAL: La polémica en Rosario.

+ FOTOS: Las imágenes del partido.

+ D'ALESSANDRO: Llegó a la quinta amarilla.

+ TABLA: Las posiciones del torneo.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar