Cargando...

La altura no fue excusa

La altura no fue excusa

La altura no fue excusa

POR DANIEL SZWARC

River jugó un pésimo partido ante Independiente del Valle en el estadio Atahualpa de Quito, pero la culpa no se le debe atribuir a los 2850 metros sobre el nivel del mar sobre los que se disputó el encuentro.

Podría haber pasado en el llano, a 1000 metros o en Quito, donde River cayó sin excusas ante Independiente del Valle por 2 a 0 y comprometió seriamente su clasificación a cuartos de final. El equipo de Gallardo jugó mal, sin ideas, sin volumen de juego, sin intensidad. Y en eso, poco tuvo que ver la tan temida altura.

A los jugadores no se los vio cansados ni ahogados. Si bien hubo una merma física en el segundo tiempo, la misma no se le puede atribuir sólo a los 2850 metros sobre el mar de la capital ecuatoriana, sino también a un desgaste natural. Apenas existieron un par de jugadas, mínimas, en las que los efectos de la altura sí se hicieron sentir: un tiro libre de D'Alessandro en el comienzo y dos pases a Driussi, uno cerca del área, en los que la pelota no frenó como en el llano y el delantero no llegó a controlar. El campo de juego mojado también incidió en ello.

En definitiva, la altura no fue excusa. River deberá mejorar y mucho para lograr el pase a la siguiente fase.

+ PUNTAJES: jugador x jugador ante Independiente del Valle

+ EMOTIVO: River hermanado a Ecuador en la salida a la cancha

¿Cuál fue la principal causa de la derrota en Quito?

La altura.
El bajo nivel general de los jugadores.
La táctica adoptada.
El equipo que se paró desde el inicio.
Los cambios realizados durante el encuentro.

Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar