Cargando...

​Alerta: virus

​Alerta: virus
30/03/16OPINIÓN

​Alerta: virus

POR ARIEL CRISTÓFALO

Bueno, empecemos: mala suerte. River, evidentemente, tiene mala suerte. Que Barovero se lesione a los nueve minutos de un amistoso insignificante contra Peñarol, es mala suerte. Que a la vuelta haya nueve jugadores afectados por una gastroenterocolitis viral ya parece obra de un dinosaurio que le hizo fondo blanco al Océano Atlántico y no se le ocurrió un mejor lugar para ponerse a mear que encima del mismísimo Monumental.

La mala suerte existe, no hay ninguna duda. Pero también hay que ayudarla y, en ese caso, River vendría a ser una especie de filántropo de la mala leche, un altruista de la desgracia. Porque más allá de las lesiones, lesiones siempre estratégicas, enfocadas incluso en un solo puesto tal vez, como ocurrió con la defensa, más allá del virus que afectó a medio plantel, hay cosas que se están haciendo mal. Y a River no le está yendo como le va exclusivamente por obra de ese bostero que seguramente tendrá en su casa un muñequito de cada jugador del equipo y se entretiene clavándoles alfileres en sus tiempos libres. Aquí, un decálogo que lo explica.

1. La lesión de Barovero contra Peñarol fue una desgracia, pero un consuelo de pobre es la evidencia que nos deja: no parece haber motivo, después de lo que se vio en el nuevo estadio manya, de que Batalla no sea el único suplente en el arco. Y, creo, ni siquiera hace falta explicar por qué.

2. Podemos ponerle toda la onda posible, pero los chanchos no pueden volar y Ponzio no puede jugar de primer central. Entiendo que no hay variantes defensivas, que al Muñeco se le lesionaron todos los centrales juntos, pero evidentemente Ponzio no debería ser ni siquiera la cuarta o quinta alternativa para ocupar ese puesto. Ya está, ya se probó, no funciona ni, creemos, funcionará: si es por improvisar, improvisemos con otro jugador en el puesto, cualquiera, con otro esquema, lo que sea, un poco de imaginación, pero Ponzio a la cueva nunca más. Gracias.

3. Amén de las lesiones, otra evidencia: Mayada no es lateral.

4. Otra: Casco sí es lateral pero no está a la altura.

5. Domingo hace acordar al último Almeyda, al Almeyda cuarentón que se salvaba de la reprobación de buena parte del público (sobre todo del joven) por correr para todos lados, por ir al piso en algún momento para ganarse el aplauso de las tribunas de paladar más blanquecino. Y eso, amigos, es señal de que algo anda mal: no vale la pena recordar por qué. Domingo hace extrañar a Kranevitter, al paradigma del cinco que sabe dónde ubicarse en la cancha, que traslada poco y juega a dos toques. Al cinco histórico de River, bah. A Astrada, a Merlo (dice mi viejo), a Gallego (agrega mi viejo). Nadie discute su entrega ni su identificación con los colores, pero en éste, su cuarto ciclo en el club, Domingo debería ocupar mejor los espacios y, sobre todo, no errar pases a dos metros de los compañeros.

6. Dársela a D'Alessandro.

7. No, en serio: hay que dársela a D'Alessandro.

8. Los delanteros y los pseudo delanteros, que de ésos tenemos un montón, deberían colaborar un poco más cuando al equipo le faltan ideas. Y, sobre todo, hacer algunas horas extra de definición en la semana. No, Alario, vos podés irte cuando suena la alarma.

9. Hay que dársela a D'Alessandro, la última esperanza blanca, sí. Pero también rodearlo, hacerle la segunda: Nacho Fernández es un buen candidato, pero se necesita de otros jugadores y, lamentablemente, todavía no aparecen.

10. Todavía podemos aferrarnos a algunas cosas. No todo está perdido: tenemos al goleador de la Selección en nuestro equipo, tenemos una columna vertebral aún copera. Y tenemos un técnico del carajo que es capaz de revertir todo esto. Ojalá haya pasado lo peor.

+ COMPLICADO: Un virus afectó a gran parte del plantel

+ MÉDICO DE RIVER: "Todos están en buen estado general"

+ ¿EL EQUIPO ANTE PATRONATO? Ante las bajas, el posible once que jugaría


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar