Cargando...

Una noche de aliento incesante para el campeón

Una noche de aliento incesante para el campeón

Una noche de aliento incesante para el campeón

POR GERMÁN BALCARCE

(Incluye videos) Alrededor de 52.000 hinchas respaldaron a River en su primer partido como local en la Copa Libertadores desde que obtuvo el título. Hubo un apoyo constante, el pedido de continuidad a Barovero, respeto por la muerte de Perfumo y gastadas a Calleri.

El Monumental, en un hora demasiado incómodo por tratarse de un día laborable, lució un buen marco. Sin el clima propio y especial de las instancias decisivas, pero con el colorido habitual y algunas bengalas cuando la noche ya había ganado terreno por completo, el aliento fue incesante hacia River.

Mucha gente asistió con el buzo verde o ropa de ese color para conmover a Barovero

Como siempre, "River, mi buen amigo, sirvió para darle la bienvenida al equipo a las 19.27, un ratito después de la salida del Sao Paulo. Tres minutos más tarde, se hizo el respetuoso instante -jamás llega a los 60 segundos- de silencio por la muerte reciente de Roberto Perfumo, que defendió el manto sagrado entre 1975 y 1978, tres títulos incluidos.

Más allá del ritual en el recibimiento y el momento emotivo, apareció lo que todos esperaban: la muestra de afecto hacia Marcelo Barovero. Esta vez no sólo se escuchó el respaldo de quienes ocupan la cabecera Centenario, donde suele custodiar el arco en cada primer tiempo, sino también en el resto de las tribunas, al grito de "Trapito no se va, no se va, Trapito no se va".

Una vez iniciado el encuentro, comenzó el amplio repertorio melódico. En total, 15 canciones formaron parte del aliento. Desde "vamos, campeón, vamo' a ganar, donde jugues, vamos a estar", durante el inicio, hasta "llega el domingo voy a ver al campeón, River vos sos mi locura", pasando por "al fin va a decir la verdad el escribe los diarios" y "vamos, vamos, River Plate, hoy te vinimo' a alentar, para ser campeón, hoy hay que ganar", que sonó fuerte segundos antes del empate.

Calleri recibió silbidos y, como si fuera poco, dos veces "el que no salta, abandonó"

Además, la presencia de Jonathan Calleri como delantero visitante de ninguna manera pasó inadvertida. Recibió silbidos en cada participación y oyó en dos ocasiones un estruendoroso "el que no salta, abandonó". Ocurrió tanto cuando discutió con el árbitro chileno Julio Bascuñán como al ser reemplazado por Alan Kardec.

Para el cierre, lamentablemente, hubo incidentes entre un grupo de hinchas que ocupó el sector del Centro hacia la izquierda de la Centenario contra buena parte de los 500 torcedores que acompañaron al Sao Paulo en el codo de dicha cabecera. Una bandera colgada, motivo de batalla, y varios proyectiles durante unos minutos, sumado a la intervención de los miembros privados de seguridad para evitar que el asunto se tornara más violento y agresivo.

+ GALERÍA: las mejores fotos del partido entre River y Sao Paulo

+ EDITORIAL: A River le faltó claridad para hacer la diferencia

+ PUNTAJES: la calificación para cada jugador de River frente al Sao Paulo

+ GALLARDO: "Todo tenemos que mejorar"

+ ENTRADAS VS. BANFIELD: comprá tu entrada para el domingo 20 de marzo

+ RANKING: los mejores recibimientos de River

mejores recibimientos



Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar