Cargando...

​La clave es por las bandas

​La clave es por las bandas

​La clave es por las bandas

POR SANTIAGO MARANI

A pesar del empate, por 0-0, en el Superclásico, River volvió a tener el funcionamiento que Marcelo Gallardo pretende en el equipo. El Millonario fue superior en todos los aspectos, pero no logró definir el partido, cuando el rival protagonizó un papel muy flojo.

El conjunto de Marcelo Gallardo salió a jugar con un 4-2-2-2. Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Emanuel Mammana y Leonel Vangioni se hicieron cargo del fondo, Nicolás Domingo y Leonardo Ponzio fueron los volantes centrales, mientras que Ignacio Fernández ocupó el carril derecho y Sebastián Driussi el izquierdo. ¿Los delanteros? Rodrigo Mora y Lucas Alario.

Y al Millonario le salió todo bien en la primera mitad, que fue mejor que la segunda parte. La clave para superar a Boca, a lo largo del juego, estuvo en la presión que ejerció el equipo y en los ataques por las bandas. Ponzio y Domingo se complementaron a la perfección para recuperar rápidamente la pelota y tocar hacia los costados. Allí, Nacho y Driussi se encargaron de poner buenos centros para complicar a la defensa del eterno rival.

Además, River le creó problemas al elenco de Guillermo Barros Schelotto porque lo obligó a perder la pelota en la defensa. ¿Cómo? Con la presión, que era conducida por los delanteros y luego la continuaban los mediocampistas y los defensores. Eso sí, todo en conjunto. Cuando uno salía a apretar, los demás acompañaban de manera organizada.

A su vez, Alario fue fundamental. Además de comandar varios ataques de La Banda, el Pipa cabeceó todas las pelotas aéreas, que sirvieron de mucho para jugar con los de afuera. Aunque Domingo también tuvo una tarde espectacular: recuperó, distribuyó el juego y supo cuándo hacer una pausa en momentos de nerviosismo.

Por otro lado, Boca se vio claramente superado y, por eso, cuando lograba recuperar en el fondo -con Cata Díaz, que tuvo una gran tarde- intentó apostar por los contragolpes conducidos por Carlos Tevez y Sebastián Palacios.

El Millonario no lo ganó porque tuvo poca afinidad a la hora de definir.

¿Los únicos déficits del Más Grande? Cometió varias faltas cerca del área de Marcelo Barovero y la poca afinidad que el equipo tuvo a la hora de convertir luego de tantas oportunidades. Tan sólo por ello, River no se llevó -lo que hubiera sido- un triunfo perfecto en el Monumental porque, realmente, hubo tan sólo un equipo en cancha.

+ VIDEO: La jugada de gol que desperdició River con Alonso y Mora

+ LA BRONCA DE MAIDANA: Jony habló de la lesión y del empate ante Boca

+ EL ANÁLISIS DEL EMPATE: El esfuerzo no tuvo su premio

+ LOS PUNTAJES: El jugador x jugador vs. Boca

+ EL LAMENTO DE TRAPITO: "No sirve el empate, queríamos ganar para la gente"


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar