Cargando...

Simplemente InmEnzo

Simplemente InmEnzo

Simplemente InmEnzo

POR GGONZALEZ

Hace muchos años atrás, del otro lado del Río de La Plata, nació un niño cuya sangre poseía titulo de realeza por naturaleza y su destino estaría marcado de por vida por una banda colorada que le cruzaría el pecho de lado a lado. En el barrio de Capurro, Montevideo, este varón con nombre de tan sólo cuatro letras comenzaría a forjar su futuro con una pelota entre sus pies, y su lugar más preciado sería un enorme y bello estadio de fútbol, ubicado en el barrio de Núñez, Argentina.

Un 12 de noviembre de 1961, Ernesto Francescoli y Olga Uriarte dieron a luz al único Príncipe Rey, Enzo Francescoli. Su camino a la gloria no tardaría en llegar, pues a los 6 años de edad ya se distinguía en el Club Cadys Real Junior y también en el equipo del Colegio, San Francisco de Salles. Ya a los 10 años, Enzo fue a probar sus dotes futbolísticos a Peñarol y River Plate de Montevideo. A pesar de que varios le bajaron el pulgar por ser muy flaco, él siguió con su obsesión por la pelota y gracias a su insistencia logró que a los 15 años, Martiarena, entrenador juvenil de Wanderes, lo fichara como jugador.

Después de realizar todas las inferiores en club uruguayo, le llegó el turno del debut en la elite del fútbol oriental. Con 19 años saltó al campo de juego para disputar su primer encuentro como profesional, en un partido que su equipo goleó por 5 a 0. El 'millo' le ganó la pulseada al club italiano y compró a Francescoli en 310 mil dólares. Todo gracias al gran recambio de jugadores que se produjo en el plantel durante 1982, debido a la pésima campaña realizada ese año. Entre tantas idas y vueltas, Enzo tocó el verde césped del Monumental el 21 de abril del '83 frente a Huracán. Los primeros comienzos fueron duros, hasta llegó a dudar en volver a su país.

Pero el destino estaba escrito y su carrera debía continuar en River. Se transformó en figura al poco tiempo y se convirtió en goleador del equipo. El primer campeonato llegó en la temporada 1985-86 con la llegada de Héctor Veira como entrenador. La primera etapa de Francescoli culminaría de la mejor manera, es que una noche de verano, en un partido disputado en Mar del Plata entre River y Polonia por un torneo triangular, que también disputó Boca, el Principe fue héroe al ser artífice de una espectacular chilena que le dio el histórico triunfo por 5 a 4, luego de estar abajo en el marcador 4 a 2. 

La segunda vuelta fue aún más exitosa. Luchó en un principio contra una lesión en su hombro izquierdo que luego de una operación, en 1995, pudo superar. Entonces, se vio a un Enzo mucho más estratega, con una amplia visión del juego y conductor líder de un equipo. Un año después de su llegada por segunda vez, comenzó la era de los titulos, con Ramón Díaz como entrenador. Actor principal de la conquista de la segunda Copa Libertadores de América, que posteriormente depararía en titulos nacionales y la única y última Supercopa disputada. Con 36 años y tantas batallas ganadas, su retiro del fútbol estaba cerca.

Después de derrochar tanta clase y lograr un vistoso fútbol en River, se despidió la tarde del 1 de agosto de 1999 ante 60 mil personas que colmaron el Monumental, en una fiesta inolvidable. Actualmente vinculado a las tareas empresariales, vicepresidente de Tenfield y GolTV, de Uruguay, presididas por el representante de jugadores Francisco 'Paco' Casal, Enzo se relaja alejado de las tareas futbolísticas y por ahora su llegada al club de Núñez está lejos. En el día de su cumpleaños número 47, este es el pequeño homenaje para uno de los ídolos más grandes que tiene River Plate.  


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar