Cargando...

El taco del adiós

El taco del adiós

El taco del adiós

POR JGARCIA

Cuando en los últimos días de mayo Ahumada pronunció la frase que puso (y todavía pone) a River como el hazmerreír de todas las hinchadas, todos en Núñez pidieron su cabeza. Ahí apareció la “sensata” Comisión Directiva y se rumoreaba que Ahumada estaba con un pie afuera del club. Pero cuando Ahumada amenazó con hablar, la misma “sensata” Comisión Directiva le dio la posibilidad de continuar. Para colmo, dos meses después le aumentó el sueldo. Por su parte, el volante central respondió en la cancha jugando bien en el cierre del Clausura.

Aunque no conforme con eso, el jugador siguió hablando. Se mofó del cabaret de Boca pese a que River estaba último y cada vez que se le pone un micrófono cerca intenta tapar su error atroz ensuciando al rival de toda la vida. ¿No se le habrá ocurrido pensar que lo mejor hubiese sido, entre otras cosas, no regalar la clasificación de River ayer? Alguien que le avise a Ahumada que al fútbol se juega con la pelota en los pies, no con el micrófono.

Que alguien le avise a Ahumada que esto es River, no Zárate Fútbol Club. Sobre todo, que alguien le haga notar a Ahumada que por más que quiera no es un jugador lírico como para tirar un taco en la mitad de la cancha con el equipo a contramano. Lo suyo es el quite, la presión y la presencia. Y últimamente no llena ninguno de los tres casilleros.

Antes que Simeone y antes que varios jugadores, quien verdaderamente cumplió un ciclo en River es este muchacho del mediocampo. Lo del taco de ayer es un error táctico imperdonable, porque si quiere intentar ser lujoso, que al menos lo haga cuando sus compañeros estén bien parados. Cristian Villagra pagó todos los platos rotos, pero el taco innecesario y sin sentido lo tiró Ahumada, y el que habla mal de la gente de River es Ahumada, como también es el que se toca los genitales cuando la platea reprocha sus actuaciones.

¿Quién se tiene que ir entonces? En Gimnasia echaron a Leguizamón por intercambiar camisetas con Verón, tras un clásico platense.. En River, Ahumada se burla de la gente, se burla de la camiseta y se burla de la historia partido a partido. Sin embargo, sigue jugando y, peor aún, ganando más plata. Sólo en este River actual pasa esto. Si Ahumada es tan hincha de River como dice, debería irse. El zarateño no es el responsable de todos los males de River, pero su situación llegó a un punto sin retorno y cuando se alcanzan estos límites lo mejor siempre es irse silbando bajito.

Foto: Riverplate.com


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar